Exodo 9 - La Biblia de las Amテゥricas

Libro de Exodo
Capitulos:

12345678910111213141516171819202122232425262728293031323334353637383940

1 - Entonces el SEテ前R dijo a Moisテゥs: Ve a Faraテウn y dile: "Asテュ dice el SEテ前R, el Dios de los hebreos: 'Deja ir a mi pueblo para que me sirva.

2 - 'Porque si te niegas a dejar{cf15I los} ir y los sigues deteniendo,

3 - he aquテュ, la mano del SEテ前R vendrテ。 {cf15I con} gravテュsima pestilencia sobre tus ganados que estテ。n en el campo: sobre los caballos, sobre los asnos, sobre los camellos, sobre las vacadas y sobre las ovejas.

4 - 'Pero el SEテ前R harテ。 distinciテウn entre los ganados de Israel y los ganados de Egipto, y nada perecerテ。 de todo lo que pertenece a los hijos de Israel.'"

5 - Y el SEテ前R fijテウ un plazo definido, diciendo: Maテアana el SEテ前R harテ。 esto en la tierra.

6 - Y el SEテ前R hizo esto al dテュa siguiente, y perecieron todos los ganados de Egipto; pero de los ganados de los hijos de Israel, ni un solo {cf15I animal} muriテウ.

7 - Y Faraテウn enviテウ {cf15I a ver,} y he aquテュ, ni un solo {cf15I animal} de los ganados de Israel habテュa perecido. Pero el corazテウn de Faraテウn se endureciテウ y no dejテウ ir al pueblo.

8 - Entonces el SEテ前R dijo a Moisテゥs y a Aarテウn: Tomad puテアados de hollテュn de un horno, y que Moisテゥs lo esparza hacia el cielo en presencia de Faraテウn;

9 - y se convertirテ。 en polvo fino sobre toda la tierra de Egipto, y producirテ。 furテコnculos que resultarテ。n en テコlceras en los hombres y en los animales, por toda la tierra de Egipto.

10 - Tomaron, pues, hollテュn de un horno, y se presentaron delante de Faraテウn, y Moisテゥs lo arrojテウ hacia el cielo, y produjo furテコnculos que resultaron en テコlceras en los hombres y en los animales.

11 - Y los magos no podテュan estar delante de Moisテゥs a causa de los furテコnculos, pues los furテコnculos estaban tanto en los magos como en todos los egipcios.

12 - Y el SEテ前R endureciテウ el corazテウn de Faraテウn y no los escuchテウ, tal como el SEテ前R habテュa dicho a Moisテゥs.

13 - Entonces dijo el SEテ前R a Moisテゥs: Levテ。ntate muy de maテアana, y ponte delante de Faraテウn, y dile: "Asテュ dice el SEテ前R, el Dios de los hebreos: 'Deja ir a mi pueblo para que me sirva.

14 - 'Porque esta vez enviarテゥ todas mis plagas sobre ti, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que sepas que no hay otro como yo en toda la tierra.

15 - 'Porque {cf15I si} yo hubiera extendido mi mano y te hubiera herido a ti y a tu pueblo con pestilencia, ya habrテュas sido cortado de la tierra.

16 - 'Pero en verdad, por esta razテウn te he permitido permanecer: para mostrarte mi poder y para proclamar mi nombre por toda la tierra.

17 - '{cf15I Y} todavテュa te enalteces contra mi pueblo no dejテ。ndolos ir.

18 - 'He aquテュ, maテアana como a esta hora, enviarテゥ granizo muy pesado, tal como no ha habido en Egipto desde el dテュa en que fue fundado hasta ahora.

19 - 'Ahora pues, manda poner a salvo tus ganados y todo lo que tienes en el campo, {cf15I porque} todo hombre o {cf15I todo} animal que se encuentre en el campo, y no sea traテュdo a la casa, morirテ。 cuando caiga sobre ellos el granizo.'"

20 - El que de entre los siervos de Faraテウn tuvo temor de la palabra del SEテ前R, hizo poner a salvo a sus siervos y sus ganados en sus casas,

21 - pero el que no hizo caso a la palabra del SEテ前R, dejテウ a sus siervos y sus ganados en el campo.

22 - Y el SEテ前R dijo a Moisテゥs: Extiende tu mano hacia el cielo para que caiga granizo en toda la tierra de Egipto, sobre los hombres, sobre los animales y sobre toda planta del campo por toda la tierra de Egipto.

23 - Y extendiテウ Moisテゥs su vara hacia el cielo, y el SEテ前R enviテウ truenos y granizo, y cayテウ fuego sobre la tierra. Y el SEテ前R hizo llover granizo sobre la tierra de Egipto.

24 - Y hubo granizo muy intenso, y fuego centelleando continuamente en medio del granizo, muy pesado, tal como no habテュa habido en toda la tierra de Egipto desde que llegテウ a ser una naciテウn.

25 - Y el granizo hiriテウ todo lo que habテュa en el campo por toda la tierra de Egipto, tanto hombres como animales; el granizo hiriテウ tambiテゥn toda planta del campo, y destrozテウ todos los テ。rboles del campo.

26 - Sテウlo en la tierra de Gosテゥn, donde {cf15I estaban} los hijos de Israel, no hubo granizo.

27 - Entonces Faraテウn enviテウ llamar a Moisテゥs y Aarテウn y les dijo: Esta vez he pecado; el SEテ前R es el justo, y yo y mi pueblo somos los impテュos.

28 - Rogad al SEテ前R, porque ha habido ya suficientes truenos y granizo {cf15I de parte} de Dios; y os dejarテゥ ir y no os quedarテゥis mテ。s {cf15I aquテュ.}

29 - Y Moisテゥs le dijo: Tan pronto como yo salga de la ciudad, extenderテゥ mis manos al SEテ前R; los truenos cesarテ。n, y no habrテ。 mテ。s granizo, para que sepas que la tierra es del SEテ前R.

30 - En cuanto a ti y a tus siervos, sテゥ que aテコn no temテゥis al SEテ前R Dios.

31 - (Y el lino y la cebada fueron destruidos, pues la cebada estaba en espiga y el lino estaba en flor;

32 - pero el trigo y el centeno no fueron destruidos, por ser tardテュos.)

33 - Y saliテウ Moisテゥs de la ciudad, {cf15I de la presencia} de Faraテウn, y extendiテウ sus manos al SEテ前R, y los truenos y el granizo cesaron, y no cayテウ mテ。s lluvia sobre la tierra.

34 - Pero cuando Faraテウn vio que la lluvia, el granizo y los truenos habテュan cesado, pecテウ otra vez, y endureciテウ su corazテウn, tanto テゥl como sus siervos.

35 - Y se endureciテウ el corazテウn de Faraテウn y no dejテウ ir a los hijos de Israel, tal como el SEテ前R habテュa dicho por medio de Moisテゥs.