Job 40 - La Biblia de Casiodoro de Reina (1569)

Libro de Job
Capitulos:

123456789101112131415161718192021222324252627282930313233343536373839404142

1 - Además {cf15I de eso} respondió el SEÑOR a Job y dijo:

2 - ¿Es por ventura sabiduría contender con el Omnipotente? El que disputa con Dios, responda a esto.

3 - Y respondió Job al SEÑOR, y dijo:

4 - He aquí que {cf15I yo} soy vil, ¿qué te responderé? Mi mano pongo sobre mi boca.

5 - Una vez hablé, y no responderé; aun dos veces, mas no volveré a hablar.

6 - Entonces respondió el SEÑOR a Job desde la oscuridad, y dijo:

7 - Cíñete ahora como varón tus lomos; yo te preguntaré, y explícame.

8 - ¿Por ventura invalidarás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte a ti?

9 - ¿Tienes {cf15I tú} brazo como Dios? ¿Y tronarás tú con voz como él?

10 - Atavíate ahora de majestad y de alteza; y vístete de honra y de hermosura.

11 - Esparce furores de tu ira; y mira a todo soberbio, y abátelo.

12 - Mira a todo soberbio, y próstralo, y quebranta a los impíos en su asiento.

13 - Encúbrelos a todos en el polvo, venda sus rostros en la oscuridad;

14 - y yo también te confesaré que podrá salvarte tu diestra.

15 - He aquí ahora behemot, al cual yo hice contigo; hierba come como buey.

16 - He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su fortaleza en el ombligo de su vientre.

17 - Su cola mueve como un cedro, y los nervios de sus genitales son entretejidos.

18 - Sus huesos {cf15I son} fuertes {cf15I como} acero, y sus miembros como barras de hierro.

19 - El {cf15I es} la cabeza de los caminos de Dios; el que lo hizo, acercará de él su cuchillo.

20 - Ciertamente los montes llevan renuevo para él; y toda bestia del campo retoza allá.

21 - Se echará debajo de las sombras, en lo oculto de las cañas, y de los lugares húmedos.

22 - Los {cf15I árboles} sombríos lo cubren con su sombra; los sauces del arroyo lo cercan.

23 - He aquí que él tomará el río sin inmutarse; y se confía que el Jordán pasará por su boca.

24 - {cf15I Su hacedor} lo tomará por sus ojos en tropezaderos, y horadará su nariz.