Proverbios 19:26 - Biblia de Jerusalén Segunda Edición

Libro de Proverbios
Capitulos:

12345678910111213141516171819202122232425262728293031

1 - Mejor es el pobre que camina en su integridad que el de labios perversos y además necio.

2 - Tampoco es bueno el afán cuando falta la ciencia, el de pies precipitados se extravía.

3 - La necedad del hombre pervierte su camino, y luego en su corazón se irrita contra Yahveh.

4 - La riqueza multiplica los amigos, pero el pobre de su amigo es separado.

5 - El testigo falso no quedará impune, el que profiere mentiras no escapará.

6 - Son numerosos los que halagan al noble, todos son amigos del hombre que da.

7 - Los hermanos del pobre le odian todos, ¡cuánto más se alejarán de él los amigos! Persigue palabras, pero no hay.

8 - El que adquiere cordura se ama a sí mismo, el que sigue la prudencia, hallará la dicha.

9 - El testigo falso no quedará impune, el que profiere mentiras perecerá.

10 - No sienta bien al necio vivir en delicias, y menos al siervo dominar a los príncipes.

11 - La prudencia del hombre domina su ira, y su gloria es dejar pasar una ofensa.

12 - Como rugido de león la indignación del rey, su favor, como rocío sobre la hierba.

13 - El hijo necio, calamidad para su padre, goteo sin fin las querellas de mujer.

14 - Casa y fortuna se heredan de los padres, mujer prudente viene de Yahveh.

15 - La pereza hunde en el sopor, el alma indolente pasará hambre.

16 - Quien guarda los mandatos se guarda a sí mismo, quien desprecia sus caminos morirá.

17 - Quien se apiada del débil, presta a Yahveh, el cual le dará su recompensa.

18 - Mientras hay esperanza corrige a tu hijo, pero no te excites hasta hacerle morir.

19 - El iracundo carga con la multa; pues si le perdonas, se la tendrás que aumentar.

20 - Escucha el consejo, acoge la corrección, para llegar, por fin, a ser sabio.

21 - Muchos proyectos en el corazón del hombre, pero sólo el plan de Yahveh se realiza.

22 - Lo que se desea en un hombre es la bondad, más vale un pobre que un mentiroso.

23 - El temor de Yahveh es para vida, vive satisfecho sin ser visitado por el mal.

24 - El perezoso hunde la mano en el plato, y no es capaz ni de llevarla a la boca.

25 - Golpea al arrogante y el simple se volverá sensato; reprende al inteligente y alcanzará el saber.

26 - El que despoja a su padre y expulsa a su madre, es hijo infamante y desvergonzado.

27 - Deja ya, hijo, de escuchar la instrucción, y de apartarte de las palabras de la ciencia.

28 - El testigo malvado se burla del derecho; la boca de los malos devora iniquidad.

29 - Los castigos están hechos para los arrogantes; y los golpes para la espalda de los necios.