Jueces 16:30 - Dios Habla Hoy en Castellano Peninsular (2002)

Libro de Jueces
Capitulos:

123456789101112131415161718192021

1 - par {i Sansón en Gaza}par Un día Sansón fue a la ciudad de Gaza.{cf2super [a]} Allí vio a una prostituta, y entró en su casa para pasar la noche con ella.

2 - Cuando los de Gaza supieron que Sansón estaba en la ciudad, la rodearon y se quedaron vigilando las puertas de la ciudad todo aquel día.{cf2super [b]} Por la noche se fueron a descansar, pensando que lo matarían cuando amaneciera.

3 - Pero Sansón estuvo acostado sólo hasta la medianoche. A esa hora se levantó, arrancó las puertas de la ciudad junto con sus pilares y su tranca, y echándose todo ello al hombro se lo llevó a lo alto del monte que está frente a Hebrón.{cf2super [c]}par par {i Sansón y Dalila}

4 - Después Sansón se enamoró de una mujer llamada Dalila, que vivía en el valle de Sorec.{cf2super [d]}

5 - Los jefes de los filisteos fueron a ver a Dalila, y le dijeron:par {f0 u8211?}Engaña a Sansón y averigua de dónde le vienen sus fuerzas extraordinarias, y cómo podríamos vencerle; así podremos atarle y tenerle sujeto. A cambio de tus servicios, cada uno de nosotros te dará mil cien monedas de plata.

6 - Entonces ella dijo a Sansón:par {f0 u8211?}Por favor, dime de dónde te vienen esas fuerzas extraordinarias. ¿Hay algún modo de atarte sin que te puedas soltar?

7 - Sansón le respondió:par {f0 u8211?}Si me atan con siete cuerdas de arco que todavía no estén secas, perderé mi fuerza y seré un hombre común y corriente.

8 - Los jefes de los filisteos llevaron a Dalila siete cuerdas de arco nuevas, y con ellas Dalila ató a Sansón.

9 - Y como ya antes había escondido a unos hombres en su cuarto, gritó:par {f0 u8211?}¡Sansón, te atacan los filisteos!par Entonces Sansón rompió las cuerdas como si fueran un cordón quemado. Y los filisteos no pudieron averiguar de dónde le venía su fuerza.

10 - Dalila le dijo:par {f0 u8211?}¡Me engañaste! ¡Me has estado mintiendo! Pero ahora sí, por favor, dime qué hay que hacer para atarte.

11 - Sansón le respondió:par {f0 u8211?}Si me atan con sogas nuevas que nunca se hayan usado, perderé mi fuerza y seré un hombre común y corriente.

12 - Entonces Dalila tomó unas sogas nuevas, lo ató con ellas y gritó:par {f0 u8211?}¡Sansón, te atacan los filisteos!par También esta vez ella había escondido unos hombres en su cuarto; pero Sansón rompió las sogas como si fueran hilos delgados.

13 - Dalila dijo a Sansón:par {f0 u8211?}¡Todavía me sigues engañando! ¡Todavía me estás mintiendo! ¡Dime qué hay que hacer para atarte!par Y Sansón le contestó:par {f0 u8211?}Lo que tienes que hacer es entretejer siete trenzas de mi cabello con la tela del telar, y clavar bien la estaca en el suelo. Así yo perderé mi fuerza y seré un hombre común y corriente.par Entonces Dalila hizo dormir a Sansón, y tomando las siete trenzas de su cabello las entretejió con la tela del telar,{cf2super [e]}

14 - después de lo cual clavó bien la estaca en el suelo y gritó:par {f0 u8211?}¡Sansón, te atacan los filisteos!par Pero Sansón se levantó y arrancó del suelo la estaca y el telar.

15 - Entonces ella le dijo:par {f0 u8211?}¡Embustero! ¿Cómo te atreves a decir que me quieres? Ya van tres veces que te burlas de mí, y todavía no me has dicho de dónde te viene toda tu fuerza.

16 - Como era tanta la insistencia de Dalila, haciéndole a todas horas la misma pregunta, Sansón estaba tan fastidiado que tenía ganas de morirse;

17 - así que finalmente le descubrió a Dalila su secreto:par {f0 u8211?}Nadie me ha cortado jamás el cabello, porque desde antes de nacer estoy consagrado a Dios como nazareo. Si me llegaran a cortar el cabello, perdería mi fuerza y sería tan débil como un hombre común y corriente.

18 - Dalila, comprendiendo que esta vez sí le había descubierto su secreto, mandó a decir a los jefes filisteos:par {f0 u8211?}¡Ahora sí, venid, que Sansón me ha descubierto su secreto!par Entonces ellos fueron a verla con el dinero en la mano.

19 - Dalila hizo que Sansón se durmiera con la cabeza recostada sobre sus piernas, y llamó a un hombre para que le cortara las siete trenzas de su cabellera. Luego ella comenzó a maltratarlo,

20 - y le gritó:par {f0 u8211?}¡Sansón, te atacan los filisteos!par Sansón se despertó creyendo que se libraría como las otras veces, pero no sabía que el Señor le había abandonado.

21 - Entonces los filisteos le echaron mano y le sacaron los ojos, y se lo llevaron a Gaza, en donde le sujetaron con cadenas de bronce y le pusieron a trabajar en el molino de la cárcel.

22 - Pero el cabello ya había empezado a crecerle de nuevo.par par {i Muerte de Sansón}

23 - Los jefes de los filisteos se reunieron para celebrar su triunfo y ofrecer sacrificios a su dios Dagón.{cf2super [f]} Y cantaban:par {f0 u8220?}Nuestro dios ha puesto en nuestras manospar a Sansón, nuestro enemigo.{f0 u8221?

24 - Y cuando la gente le vio, también cantó y alabó a su dios, diciendo:par {f0 u8220?}Nuestro dios ha puesto en nuestras manospar a Sansón, nuestro enemigo,par que destruía nuestros campospar y mataba a muchos de los nuestros.{f0 u8221?

25 - Tan contentos estaban, que pidieron que les llevaran a Sansón para divertirse con él. Lo sacaron, pues, de la cárcel y se divirtieron a costa suya, y lo pusieron de pie entre dos columnas.

26 - Entonces Sansón dijo al muchacho que le llevaba de la mano:par {f0 u8211?}Ponme donde pueda tocar las columnas que sostienen el templo. Quiero apoyarme en ellas.

27 - Todos los jefes de los filisteos se hallaban en el templo, que estaba lleno de hombres y mujeres. Había, además, como tres mil personas en la parte de arriba, mirando cómo los otros se divertían con Sansón.

28 - Entonces Sansón clamó al Señor, y le dijo: {f0 u8220?}Te ruego, Señor, que te acuerdes de mí tan solo una vez más, y que me des fuerzas para cobrarles a los filisteos mis dos ojos de una vez por todas.{f0 u8221?}

29 - Luego buscó con las manos las dos columnas centrales, sobre las que descansaba todo el templo, y apoyando ambas manos en ellas

30 - gritó:par {f0 u8211?}¡Mueran conmigo los filisteos!par Entonces empujó con toda su fuerza, y el templo se derrumbó sobre los jefes de los filisteos y sobre todos los que estaban allí. Fueron más los que mató Sansón al morir, que los que había matado en toda su vida.

31 - Después vinieron los hermanos y todos los parientes de Sansón, y recogieron su cuerpo y lo enterraron entre Sorá y Estaol, en la tumba de Manoa, su padre. Durante veinte años Sansón había sido caudillo de los israelitas.