Hechos 13:6 - Dios Habla Hoy en Castellano Peninsular (2002)

Libro de Hechos
Capitulos:

12345678910111213141516171819202122232425262728

1 - par { 2. Primer viaje misionero de Pablo}par {i Bernabé y Saulo comienzan su actividad misionera{cf2super [a]}}par En la iglesia de Antioquía{cf2super [b]} había profetas{cf2super [c]} y maestros. Eran Bernabé, Simón (al que también llamaban el Negro), Lucio de Cirene, Menahem (que se había criado junto con Herodes,{cf2super [d]} el que gobernó en Galilea) y Saulo.

2 - Un día, mientras celebraban el culto al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: {f0 u8220?}Separadme a Bernabé y a Saulo para la tarea a la que los he llamado.{f0 u8221?

3 - Entonces, después de orar y ayunar,{cf2super [e]} les impusieron las manos{cf2super [f]} y los despidieron.par par {i La predicación en Chipre}

4 - Bernabé y Saulo, enviados por el Espíritu Santo, se dirigieron a Seleucia,{cf2super [g]} donde embarcaron rumbo a la isla de Chipre.{cf2super [h]}

5 - Al llegar al puerto de Salamina comenzaron a anunciar el mensaje de Dios en las sinagogas de los judíos. Juan{cf2super [i]} iba también con ellos, como ayudante.

6 - Recorrieron la isla entera y llegaron a Pafos, donde encontraron a un brujo judío, un falso profeta llamado Barjesús.{cf2super [j]}

7 - Este brujo formaba parte del acompañamiento del gobernador Sergio Paulo, que era un hombre inteligente. El gobernador mandó llamar a Bernabé y a Saulo, porque quería oir el mensaje de Dios.

8 - Pero el brujo, cuyo nombre en griego era Elimas, se les oponía tratando de impedir que el gobernador se hiciera creyente.

9 - { Entonces Saulo, también llamado Pablo,{cf2super [k]} lleno del Espíritu Santo, lo miró fijamente }

10 - y le dijo:par {f0 u8211?}¡Mentiroso, malvado, hijo del diablo{cf2super [l]} y enemigo de todo lo bueno! ¿Por qué no dejas de torcer los caminos rectos del Señor?{cf2super [m]}

11 - Ahora el Señor te va a castigar: vas a quedarte ciego y por un tiempo no podrás ver la luz del sol.par Al punto, Elimas quedó en total oscuridad, y buscaba que alguien le condujese de la mano, porque estaba ciego.

12 - Al ver esto, el gobernador creyó, admirado de la enseñanza acerca del Señor.par par {i La predicación en Antioquía de Pisidia{cf2super [n]}}

13 - Pablo y sus compañeros, habiendo embarcado en Pafos, viajaron a Perge, en la región de Panfilia; pero Juan los dejó y regresó a Jerusalén.

14 - De Perge pasaron a Antioquía, ciudad de Pisidia,{cf2super [ñ]} donde el sábado entraron en la sinagoga y se sentaron.{cf2super [o]}

15 - Después de leer en los libros de la ley y de los profetas,{cf2super [p]} los jefes de la sinagoga los invitaron:par {f0 u8211?}Hermanos, si tenéis algo que decir para dar ánimos a la gente, decidlo ahora.{cf2super [q]}

16 - Entonces Pablo se levantó, y pidiéndoles con la mano que guardaran silencio, dijo:par {f0 u8211?}Escuchad, israelitas, y también vosotros, los extranjeros que tenéis temor de Dios:

17 - El Dios del pueblo de Israel escogió a nuestros antepasados, hizo de ellos una nación grande cuando todavía vivían como extranjeros en Egipto, y después, con su poder, los sacó de aquella tierra.{cf2super [r]}

18 - Dios soportó su conducta{cf2super [s]} en el desierto durante unos cuarenta años,{cf2super [t]}

19 - y en el país de Canaán destruyó siete naciones{cf2super [u]} para repartir sus tierras entre ellos.{cf2super [v]}

20 - Todo esto duró unos cuatrocientos cincuenta años.{cf2super [w]}par {f0 u8220?}Después les dio caudillos, hasta los días del profeta Samuel.{cf2super [x]}

21 - Entonces ellos pidieron un rey{cf2super [y]} que los gobernase, y Dios les dio como rey a Saúl, hijo de Quis. Saúl, perteneciente a la tribu de Benjamín, reinó cuarenta años,{cf2super [z]}

22 - al cabo de los cuales Dios lo quitó y puso en su lugar a David, de quien dijo: {f0 u8216?}He hallado que David, hijo de Jesé, es un hombre que me agrada y que está dispuesto a hacer todo lo que yo quiero.{f0 u8217?}{cf2super [a]}

23 - Uno de los descendientes de este mismo David fue Jesús, a quien Dios envió para salvar a Israel, tal como había prometido.{cf2super [b]}

24 - Antes que Jesús viniera, Juan anunciaba el mensaje a todo el pueblo de Israel, diciéndoles que debían convertirse a Dios y ser bautizados.{cf2super [c]}

25 - Y cuando ya Juan se iba acercando al fin de su vida, decía: {f0 u8216?}Yo no soy el que vosotros pensáis,{cf2super [d]} pero después de mí viene uno de quien ni siquiera soy digno de desatar las sandalias de los pies.{f0 u8217?}{cf2super [e]}

26 - {f0 u8220?}Hermanos descendientes de Abraham, y vosotros, los extranjeros que tenéis temor de Dios: este mensaje de salvación es para vosotros.

27 - Pues los habitantes de Jerusalén y sus jefes no sabían quién era Jesús ni entendían las palabras de los profetas que se leen en las sinagogas todos los sábados. Así, ellos mismos, al condenar a Jesús, cumplieron esas profecías.

28 - Y aunque no encontraron en él motivo alguno para darle muerte, pidieron a Pilato que ordenara matarlo.{cf2super [f]}

29 - Luego, cuando ya habían hecho todo lo que se decía de él en las Escrituras, lo bajaron de la cruz y lo enterraron.{cf2super [g]}

30 - Pero Dios lo resucitó,

31 - y durante muchos días se apareció Jesús a los que le habían acompañado en su viaje de Galilea a Jerusalén.{cf2super [h]} Ahora son ellos quienes hablan de Jesús a la gente.

32 - {f0 u8220?}Así que nosotros os damos esta buena noticia: la promesa que Dios hizo a nuestros antepasados

33 - nos la ha cumplido a nosotros, que somos los descendientes.{cf2super [i]} Esto lo ha hecho resucitando a Jesús, como está escrito en el salmo segundo: {f0 u8216?}Tú eres mi Hijo; yo te he engendrado hoy.{f0 u8217?}{cf2super [j]}

34 - Dios ya había anunciado que lo resucitaría para que su cuerpo no se descompusiera. Lo dicen las Escrituras: {f0 u8216?}Cumpliré las santas y verdaderas promesas que hice a David.{f0 u8217?}{cf2super [k]}

35 - Y por eso dice también en otro lugar: {f0 u8216?}No permitirás que se descomponga el cuerpo de tu santo siervo.{f0 u8217?}{cf2super [l]}

36 - Ahora bien, lo cierto es que David sirvió a la gente de su tiempo según Dios se lo había ordenado, y después murió y se reunió con sus padres y su cuerpo se descompuso.

37 - En cambio, el cuerpo de aquel que Dios resucitó no se descompuso.

38 - Así pues, hermanos, debéis saber que el perdón de los pecados se os anuncia por medio de Jesús. Por él, todos los que creen quedan perdonados{cf2super [m]} de cuanto bajo la ley de Moisés no tenía perdón.{cf2super [n]}

39 - {icf15 --}

40 - Cuidad, pues, que no caiga sobre vosotros lo que escribieron los profetas:

41 - {f0 u8216?}Mirad, vosotros que despreciáis,par asombraos y desapareced,par porque en vuestros días haré cosas talespar que no las creeríaispar si alguien os las contara.{f0 u8217?} {f0 u8221?}{cf2super [ñ]}

42 - Cuando Pablo y sus compañeros salieron de la sinagoga de los judíos, los que no eran judíos de nacimiento les pidieron{cf2super [o]} que el siguiente sábado{cf2super [p]} les hablasen también de estas cosas.

43 - Una vez terminada la reunión en la sinagoga, muchos de los judíos y de los que se habían convertido al judaísmo siguieron a Pablo y Bernabé. Y estos les aconsejaban que permanecieran firmes en el llamamiento que habían recibido por el amor de Dios.

44 - El sábado de la siguiente semana, la ciudad se reunió casi en pleno para oir el mensaje del Señor.

45 - Pero al ver tanta gente, los judíos se llenaron de envidia y comenzaron a contradecir a Pablo y a insultarle.

46 - Pablo y Bernabé respondieron con valentía:par {f0 u8211?}Teníamos el deber de anunciar el mensaje de Dios en primer lugar a vosotros, que sois judíos; pero, puesto que lo rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, nos iremos a los no judíos.{cf2super [q]}

47 - Porque así nos lo mandó el Señor, diciendo:par {f0 u8216?}Te he puesto como luz de las naciones,par para que lleves mi salvaciónpar hasta los lugares más lejanos de la tierra.{f0 u8217?}{cf2super [r]}

48 - Al oir esto, los que no eran judíos se alegraron y comenzaron a decir que el mensaje del Señor era bueno; y creyeron todos los que estaban destinados a la vida eterna.{cf2super [s]}

49 - De esta manera se predicaba el mensaje del Señor por toda aquella región.

50 - Pero los judíos hablaron con algunas mujeres piadosas y distinguidas, y con los hombres importantes de la ciudad, y los incitaron a levantar una persecución contra Pablo y Bernabé, para echarlos de la región.

51 - Entonces estos sacudieron el polvo de sus pies en señal de protesta contra aquella gente,{cf2super [t]} y se fueron a Iconio

52 - mientras los creyentes se quedaron llenos de alegría y del Espíritu Santo.