Salmos 72 - La Biblia Textual

Libro de Salmos
Capitulos:

123456789101112131415161718192021222324252627282930313233343536373839404142434445464748495051525354555657585960616263646566676869707172737475767778798081828384858687888990919293949596979899100101102103104105106107108109110111112113114115116117118119120121122123124125126127128129130131132133134135136137138139140141142143144145146147148149150

1 - Oh ’Elohim, encomienda tus juicios al Rey, Y tu justicia al Hijo del Rey,

2 - Él juzgará a tu pueblo con rectitud, Y a tus afligidos con justicia.

3 - Entonces los montes producirán paz para el pueblo, mediante la justicia.

4 - Que defienda a la gente oprimida, Que salve a los hijos del menesteroso, Y quebrante al opresor.

5 - Que le teman mientras duren el sol y la luna, De generación en generación.

6 - Que descienda como la lluvia sobre la hierba cortada, Como los aguaceros, que riegan abundantemente la tierra.

7 - Que en sus días florezcan los justos, Y la paz abunde hasta que no haya luna.

8 - Que domine de mar a mar, Desde el Gran Río hasta los confines de la tierra.

9 - Que ante él se abatan los moradores del desierto, Y sus enemigos muerdan el polvo.

10 - Que los reyes de Tarsis y las islas le paguen tributo, Que los reyes de Sabá y de Seba le ofrezcan sus dones.

11 - Que se postren ante él todos los reyes, Y todas las naciones le sirvan.

12 - Porque él librará al necesitado que suplica, Y al pobre, que no tiene quien lo ayude.

13 - Tendrá misericordia del desvalido y del afligido, Y salvará las almas de los menes terosos.

14 - Redimirá sus almas de la opresión y la violencia, Y la sangre de ellos será preciosa ante sus ojos.

15 - ¡Que viva, pues, y se le dé el oro de Sabá! ¡Que se ore por él continuamen te, Y que todo el día lo bendigan!

16 - Que las mieses del campo abun den, Y se agiten en la cima de los montes, Que su fruto esté lozano como los cedros del Líbano, Y los de la ciudad florezcan como la hierba del campo.

17 - ¡Que su Nombre sea por siempre! Que su Nombre sea propagado mientras dure el sol, Y que en él se bendigan los hombres! Que todas las naciones lo llamen bienaventurado.

18 - ¡Bendito sea YHVH ’Elohim, el Dios de Israel, El único que hace maravillas!

19 - ¡Bendito para siempre sea su Nombre glorioso, Y que toda la tierra sea llena de su gloria! ¡Amén, amén!

20 - Aquí terminan las oraciones de David ben Isaí.