Deuteronomio 30:13 - La Biblia Textual

Libro de Deuteronomio
Capitulos:

12345678910111213141516171819202122232425262728293031323334

1 - Y sucederá que cuando te hayan sobrevenido todas estas cosas, la bendición y la maldición que acabo de poner delante de ti, y tú las recapacites en tu corazón en medio de todas las naciones adonde YHVH tu Dios te haya esparcido,

2 - y te vuelvas a YHVH tu Dios, y obedezcas a su voz, conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma,

3 - entonces YHVH hará volver tu cautiverio, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de todos los pueblos adonde te haya esparcido YHVH tu Dios.

4 - Aun cuando tus desterrados estén en el extremo de los cielos, desde allí te recogerá YHVH tu Dios, y desde allí te tomará,

5 - y te devolverá YHVH tu Dios a la tierra que poseyeron tus padres, y tú la poseerás, y Él te hará bien, y te multiplicará más que a tus padres.

6 - YHVH tu Dios circuncidará tu corazón y el corazón de tu simiente, para que ames a YHVH tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas.

7 - Y YHVH tu Dios pondrá todas estas maldiciones sobre tus enemigos y sobre tus aborrecedores que te hayan perseguido.

8 - Y tú volverás a escuchar la voz de YHVH y pondrás por obra todos sus mandamientos que yo te ordeno hoy.

9 - Y YHVH tu Dios te hará abundar en toda obra de tu mano, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tus animales, y en el fruto de tu tierra, para bien tuyo, porque YHVH volverá a deleitarse en ti para bien, tal como se deleitó en tus padres,

10 - porque habrás obedecido a la voz de YHVH tu Dios para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en el Rollo de esta Ley, porque te habrás vuelto a YHVH tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

11 - Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos.

12 - No está en los cielos, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros a los cielos, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos?

13 - Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, y nos lo traerá para que lo oigamos y lo cumplamos?

14 - Sino que muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.

15 - He aquí, hoy pongo delante de ti la vida y el bien; la muerte y el mal,

16 - por cuanto hoy te mando que ames a YHVH tu Dios andando en sus caminos y guardando sus mandamientos, estatutos y decretos, a fin de que vivas y te multipliques, para que YHVH tu Dios pueda bendecirte en la tierra adonde entras para poseerla.

17 - Pero si tu corazón se aparta, de modo que no quieras escuchar, y te dejes extraviar, de modo que te postres ante dioses ajenos y los sirvas,

18 - yo os protesto el día de hoy que ciertamente pereceréis. No prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella.

19 - Hoy mismo llamo por testigos contra vosotros a los cielos y a la tierra, de que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge pues la vida, para que vivas tú y tu descendencia,

20 - amando a YHVH tu Dios, obedeciendo su voz y siéndole fiel. Porque Él es tu vida y prolongación de tus días, para habitar en la tierra que YHVH juró dar a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob.