1 Cronicas 28 - La Biblia Textual

Libro de 1 Cronicas
Capitulos:

1234567891011121314151617181920212223242526272829

1 - David hizo congregar en Jerusalem a todos los principales de Israel: los jefes de tribus, los jefes de las divisiones que servían al rey, los jefes de millares y de centenas, los administradores de todo el patrimonio y hacienda del rey y de sus propios hijos, junto con los oficiales y todos los guerreros valientes.

2 - Y levantándose el rey David, puesto en pie, dijo: Oídme hermanos míos y pueblo mío: Tenía en mi corazón el edificar una Casa en la cual reposara el Arca del Pacto de YHVH, y para el estrado de los pies de nuestro Dios. Y había ya preparado todo para edificarla,

3 - cuando ’Elohim me dijo: No edificarás Casa a mi Nombre, porque eres hombre de guerras y has derramado sangre.

4 - Pero YHVH, el Dios de Israel, me escogió entre toda la casa de mi padre para ser rey sobre Israel para siempre, porque a Judá escogió por caudillo, y de la casa de Judá, a la familia de mi padre, y de entre los hijos de mi padre se agradó de mí para hacerme rey sobre todo Israel.

5 - Y entre todos mis hijos (porque YHVH me ha dado muchos hijos), escogió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de YHVH sobre Israel.

6 - Y me ha dicho: Salomón tu hijo, él edificará mi Casa y mis atrios, porque lo he escogido por hijo, y Yo le seré por padre;

7 - y si se mantiene firme en cumplir mis mandamientos y mis decretos, como en este día, estableceré su reino para siempre.

8 - Ahora pues, ante los ojos de todo Israel, congregación de YHVH, y a oídos de nuestro Dios: Guardad y observad todos los preceptos de YHVH vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra, y la dejéis como heredad a vuestros hijos después de vosotros para siempre.

9 - Y tú Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario, porque YHVH escudriña los corazones de todos, y conoce toda intención de los pensamientos. Si lo buscas, dejará que lo encuentres; si lo abandonas, te rechazará para siempre.

10 - Ahora pues, considera que YHVH te ha escogido para edificar Casa para el Santuario; ¡esfuérzate, y manos a la obra!

11 - Y David dio a su hijo Salomón el plano del pórtico, de sus edificios y almacenes, de sus aposentos altos, cámaras interiores y del lugar del Propiciatorio,

12 - junto con el diseño de todas las cosas que tenía en mente para los atrios de la Casa de YHVH, y todas las cámaras alrededor, para los tesoros de la Casa de Dios y los tesoros de los objetos sagrados,

13 - y las secciones de los sacerdotes y los levitas, para toda la obra del ministerio de la Casa de YHVH, y para todos los utensilios del ministerio de la Casa de YHVH.

14 - Y dio en peso oro para lo de oro, para todos los utensilios de cada servicio, y plata en peso para lo de plata, para todos los utensilios de cada servicio.

15 - Oro en peso para los candelabros de oro y sus lámparas, según el peso de cada candelabro y sus lámparas; y plata en peso para los candelabros de plata, según el peso de cada candelabro y sus lámparas, conforme al servicio de cada candelabro;

16 - también por peso el oro necesario para cada una de las mesas de la proposición, y plata para las mesas de plata;

17 - y oro acrisolado para los garfios, lebrillos y copas; para los tazones de oro, el peso de oro correspondiente a cada tazón; y para los tazones de plata, el peso de plata correspondiente a cada tazón;

18 - y para el altar del incienso, dio oro acrisolado por peso; y el diseño del carro de los querubines de oro con las alas desplegadas cubriendo el Arca del Pacto de YHVH.

19 - Todas estas cosas, dijo David, me fueron trazadas por la mano de YHVH, que me hizo entender todos los detalles del diseño.

20 - Y dijo David a Salomón su hijo: Esfuérzate, sé valiente y haz la obra; no temas, ni desmayes, porque YHVH ’Elohim, mi Dios, estará contigo; Él no te dejará ni te desamparará hasta que toda la obra para el servicio de la Casa de YHVH haya sido acabada.

21 - He aquí los grupos de los sacerdotes y de los levitas para todo el ministerio de la Casa de Dios, estarán contigo en toda la obra; asimismo todo voluntario dotado de sabiduría para toda forma de servicio, y los príncipes, y todo el pueblo, estarán enteramente a tus órdenes.