Isaias 14 - Biblia en Lenguaje Sencillo

Libro de Isaias
Capitulos:

123456789101112131415161718192021222324252627282930313233343536373839404142434445464748495051525354555657585960616263646566

1 - Dios tendrá compasión de Israel, y de nuevo seremos su pueblo elegido. Dios nos hará volver a nuestra tierra. Gente de muchas naciones vendrá a refugiarse en nuestro país, y se unirá a nuestro pueblo.

2 - Muchas naciones nos ayudarán a regresar a la patria que Dios nos dio. Pero luego tomaremos prisioneras a esas naciones, y así, los que antes nos dominaron y nos maltrataron acabarán siendo nuestros esclavos.

3 - Israelitas, Dios calmará nuestro sufrimiento y nos librará de la terrible esclavitud.

4 - Entonces nos burlaremos del rey de Babilonia y le cantaremos este poema: «¡Qué mal que te fue, tirano! ¡Mira en qué terminó tu orgullo!

5 - »Dios ha destruido por completo a los malvados reyes de Babilonia. Ya no seguirán maltratando sin compasión a los pueblos.

7 - »Ahora, toda la tierra está en paz y canta de alegría.

8 - Hasta los pinos y los cedros del Líbano se alegran de tu ruina y dicen: “Rey de Babilonia, ya fuiste derrotado; ahora nadie volverá a derribarnos”.

9 - »En el reino de la muerte hay un gran alboroto: los muertos han despertado y salen a recibir al rey de Babilonia. Todos los reyes que allí están se levantan de sus tronos y salen a su encuentro.

10 - Todos ellos le dicen: “También tú has perdido tu fuerza, ahora eres como uno de nosotros.

11 - La muerte puso fin a tu orgullo y a la música de tus arpas. Ahora duermes envuelto en gusanos”.

12 - »Rey de Babilonia, tú que derrotabas a las naciones, ¡has caído de muy alto! Te creías un dios en el cielo pero fuiste derribado a la tierra.

13 - Te decías a ti mismo: “Voy a subir hasta el cielo, allí pondré mi trono por encima de las estrellas de Dios. Reinaré desde la montaña donde viven los dioses.

14 - Subiré más allá de las nubes, y seré como el Dios altísimo”.

15 - »¡Pero ahora te han derribado y has caído a lo más profundo del reino de los muertos!

16 - Los que te vuelven a ver se quedan mirándote y con asombro dicen: “¿Es este el hombre que hacía temblar a la tierra? ¿Es este el hombre que derrotaba a las naciones?

17 - No, este no puede ser el hombre que convertía todo en un desierto, que destruía las ciudades, y que no liberaba a los prisioneros”.

18 - »Cuando los reyes de la tierra mueren, son enterrados en hermosas tumbas. A ti, en cambio, no te enterrarán con honores porque arruinaste a tu país y masacraste a tu pueblo. Tu cadáver quedará tirado en el suelo, y será pisoteado como basura. Luego lo arrojarán a la zanja donde tiran a los que mueren en batalla. »¡Nadie se acordará de tus descendientes porque fuiste un malvado!

21 - ¡Mataremos a tus hijos por culpa de tu maldad! ¡Ellos pagarán por los crímenes que cometieron sus antepasados! ¡Ellos no podrán dominar la tierra, ni llenar de ciudades el mundo!

22 - »El Dios todopoderoso ha jurado que destruirá a Babilonia. La destruirá por completo; ¡barrerá con todo! En ella no quedará nadie con vida, y nunca más será recordada. Dios la convertirá en un pantano, y en una región llena de lechuzas».

24 - El Dios todopoderoso ha hecho este juramento: «¡Mis planes no fallarán! Tal como lo dije, todo se cumplirá.

25 - Haré pedazos a los asirios que ahora ocupan mi tierra; los aplastaré en mis montañas. ¡Libraré a mi pueblo de su esclavitud!

26 - »Este es el plan que he preparado contra todas las naciones de la tierra,

27 - ¡y nadie podrá detenerme! Yo, el Dios todopoderoso, juro que así será».

28 - El año en que murió el rey Ahaz, Dios envió este mensaje:

29 - «Pueblo filisteo, ya ha muerto el rey de Asiria que tanto te maltrató. Pero no cantes victoria, pues ese país se convertirá en tu peor enemigo; será peor que una serpiente venenosa.

30 - »Yo mataré a los pocos que te queden con vida; haré que tu gente se muera de hambre. »En cambio, los pobres de Israel tendrán pasto para sus rebaños, y descansarán tranquilos.

31 - »¡Filisteos, griten de dolor; tiemblen de miedo! Porque del norte llega un ejército como una nube de humo, y todos sus soldados están listos para la batalla.

32 - A los mensajeros de ese país se les dirá: “Dios construyó Jerusalén, y allí se refugiarán los más pobres de su pueblo”».