Colosenses 3:23 - Biblia Al Dia

Libro de Colosenses
Capitulos:

1234

1 - Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios.

2 - Concentrad vuestra atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra,

3 - pues vosotros habéis muerto y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

4 - Cuando Cristo, que es vuestra vida, se manifieste, entonces también vosotros seréis manifestados con él en gloria.

5 - Por tanto, haced morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría.

6 - Por estas cosas viene el castigo de Dios.

7 - Vosotros las precticasteis en otro tiempo, cuando vivíais en ellas.

8 - Pero ahora abandonad también todo esto: enojo, ira, malicia, calumnia y lenguaje obsceno.

9 - Dejad de mentiros unos a otros, ahora que os habéis quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios,

10 - y os habéis puesto el de la nueva naturaleza, que se va renovando en conocimiento a imagen de su Creador.

11 - En esta nueva naturaleza no hay griego ni judío, circunciso ni incircunciso, culto ni inculto, esclavo ni libre, sino que Cristo es todo y está en todos.

12 - Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revestíos de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia,

13 - de modo que os toleréis unos a otros y os perdonéis si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor os perdonó, perdonad también vosotros.

14 - Por encima de todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

15 - Que gobierne en vuestros corazones la paz de Cristo, a la cual fuisteis llamados en un solo cuerpo. Y sed agradecidos.

16 - Que habite en vosotros la palabra de Cristo con toda su riqueza: instruíos y aconsejaos unos a otros con toda sabiduría; cantad salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón.

17 - Y todo lo que hagáis, de palabra o de obra, hacedlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.

18 - Esposas, someteos a vuestros esposos, como conviene en el Señor.

19 - Esposos, amad a vuestras esposas y no seáis duros con ellas.

20 - Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.

21 - Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que se desanimen.

22 - Esclavos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sólo cuando ellos os estén mirando, como si vosotros quisierais ganaros el favor humano, sino con integridad de corazón y por respeto al Señor.

23 - Hagáis lo que hagáis, trabajad de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo,

24 - conscientes de que el Señor os recompensará con la herencia. Vosotros servís a Cristo el Señor.

25 - El que hace el mal, pagará por su propia maldad, y en esto no hay favoritismos.