Judas 1:6 - La Biblia Reina Valera Revisión 1995

Libro de Judas
Capitulos:

1

1 - Judas,{cf5super [1]} siervo de Jesucristo y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre y guardados en Jesucristo:

2 - Misericordia, paz y amor os sean multiplicados.

3 - {cf5super [2]} Amados, por el gran deseo que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros para exhortaros a que contendáis ardientemente por la fe{cf5super [3]} que ha sido una vez dada a los santos,

4 - porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan a Dios, el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.{cf5super [4]} {cf5super [5]}

5 - Quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor,{cf5super [6]} habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto,{cf5super [7]} después destruyó a los que no creyeron.{cf5super [8]}

6 - Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día.{cf5super [9]}

7 - También Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra la naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.{cf5super [10]}

8 - No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de los poderes superiores.{cf5super [11]}

9 - Pero cuando el arcángel Miguel{cf5super [12]} luchaba con el diablo disputándole el cuerpo de Moisés,{cf5super [13]} no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: "El Señor te reprenda".{cf5super [14]}

10 - Pero estos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales.{cf5super [15]}

11 - ¡Ay de ellos!, porque han seguido el camino de Caín,{cf5super [16]} se lanzaron por lucro en el error de Balaam{cf5super [17]} y perecieron en la contradicción de Coré.{cf5super [18]}

12 - Estos son manchas en vuestros ágapes,{cf5super [19]} que comiendo sin verg@uenza alguna{cf5super [20]} con vosotros, se apacientan a sí mismos;{cf5super [21]} nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados.

13 - Son fieras ondas del mar, que espuman su propia verg@uenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.{cf5super [22]}

14 - De estos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: "Vino el Señor con sus santas decenas de millares,

15 - para hacer juicio contra todos y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él".{cf5super [23]}

16 - Estos son murmuradores, quejumbrosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.

17 - Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo;

18 - los que os decían: "En el último tiempo habrá burladores que andarán según sus malvados deseos".{cf5super [24]}

19 - Estos son los que causan divisiones,{cf5super [25]} viven sensualmente y no tienen al Espíritu.

20 - Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo,

21 - conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

22 - A algunos que dudan, convencedlos.{cf5super [26]}

23 - A otros, salvadlos arrebatándolos del fuego;{cf5super [27]} y de otros, tened misericordia con temor, desechando aun la ropa contaminada por su carne.

24 - A aquel que es poderoso para guardaros sin caída y presentaros sin mancha{cf5super [28]} delante de su gloria con gran alegría,

25 - al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y poder, ahora y por todos los siglos. Amén.