Salmos 50 - Nueva Versión Internacional (1999)

Libro de Salmos
Capitulos:

123456789101112131415161718192021222324252627282930313233343536373839404142434445464748495051525354555657585960616263646566676869707172737475767778798081828384858687888990919293949596979899100101102103104105106107108109110111112113114115116117118119120121122123124125126127128129130131132133134135136137138139140141142143144145146147148149150

1 - par{qcfs28 Salmo 50par}par{qc Salmo de Asaf.par} Habla el caps Señorcaps0 , el Dios de dioses: convoca a la tierra de oriente a occidente.

2 - Dios resplandece desde Sión, la ciudad bella y perfecta.

3 - Nuestro Dios viene, pero no en silencio; lo precede un fuego que todo lo destruye, y en torno suyo ruge la tormenta.

4 - El caps Señorcaps0 convoca a los cielos y a la tierra, para que presencien el juicio de su pueblo:

5 - Reúnanme a los consagrados, a los que pactaron conmigo mediante un sacrificio.

6 - El cielo proclama la justicia divina: ¡Dios mismo es el juez!~~~~~Selah

7 - Escucha, pueblo mío, que voy a hablar; Israel, voy a testificar contra ti: ¡Yo soy tu Dios, el único Dios!

8 - No te reprendo por tus sacrificios ni por tus holocaustos, que siempre me ofreces.

9 - No necesito becerros de tu establo ni machos cabríos de tus apriscos,

10 - pues míos son los animales del bosque, y mío también el ganado de los cerros.

11 - Conozco a las aves de las alturas; todas las bestias del campo son mías.

12 - Si yo tuviera hambre, no te lo diría, pues mío es el mundo, y todo lo que contiene.

13 - ¿Acaso me alimento con carne de toros, o con sangre de machos cabríos?

14 - ¡Ofrece a Dios tu gratitud, cumple tus promesas al Altísimo!

15 - Invócame en el día de la angustia; yo te libraré y tú me honrarás.

16 - Pero Dios le dice al malvado: ¿Qué derecho tienes tú de recitar mis leyes o de mencionar mi pacto con tus labios?

17 - Mi instrucción, la aborreces; mis palabras, las desechas.

18 - Ves a un ladrón, y lo acompañas; con los adúlteros te identificas.

19 - Para lo malo, das rienda suelta a tu boca; tu lengua está siempre dispuesta al engaño.

20 - Tienes por costumbre hablar contra tu prójimo, y aun calumnias a tu propio hermano.

21 - Has hecho todo esto, y he guardado silencio; ¿acaso piensas que soy como tú? Pero ahora voy a reprenderte; cara a cara voy a denunciarte.

22 - Ustedes que se olvidan de Dios, consideren lo que he dicho; de lo contrario, los haré pedazos, y no habrá nadie que los salve.

23 - Quien me ofrece su gratitud, me honra; al que enmiende su conducta le mostraré mi salvación.