Jueces 13:13 - Nueva Reina Valera 1990 (Adventista)

Libro de Jueces
Capitulos:

123456789101112131415161718192021

1 - Los israelitas volvieron a hacer lo malo ante los ojos del Eterno, y él los entregó en manos de los filisteos durante cuarenta años.

2 - Había un hombre en Zora, de la tribu de Dan, llamado Manoa. Su esposa era estéril y nunca había tenido hijos.

3 - Un día se le apareció el Ángel del Eterno, y le dijo: "Tú eres estéril y no has tenido hijos, pero concebirás y darás a luz un hijo.

4 - "Mira, pues, que no bebas vino, ni bebida fermentada, ni comas cosa impura.

5 - "Porque concebirás y darás a luz un hijo, y no subirá navaja sobre su cabeza, porque ese niño será nazareo a Dios desde su nacimiento; y empezará a salvar a Israel de mano de los filisteos".*

6 - La mujer fue y contó a su esposo: "Un varón de Dios vino a mí. Parecía un ángel de Dios muy temible. Y no le pregunté de dónde era, ni él me dio su nombre.

7 - "Me dijo: 'Concebirás y tendrás un hijo. Por tanto, desde ahora no bebas vino, ni bebida fermentada, ni comas nada impuro. Porque este niño será nazareo desde su nacimiento hasta el día de su muerte"'.

8 - Entonces Manoa oró al Eterno: "Señor mío, te ruego que aquel varón de Dios que enviaste, vuelva y nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer".

9 - Y Dios oyó la voz de Manoa, y el Ángel de Dios volvió cuando la mujer estaba en el campo, y su esposo Manoa no estaba con ella.

10 - La mujer corrió prontamente y avisó a su esposo: "Mira, se me apareció aquel Varón que vino a mí el otro día".

11 - Manoa se levantó y siguió a su esposa. Al llegar ante aquel Varón, le dijo: "¿Eres tú el que habló a mi esposa?" Y él respondió: "Yo Soy".

12 - Entonces Manoa le preguntó: "Cuando se cumpla tu palabra, ¿qué norma y qué conducta tendrá que seguir el niño?"

13 - El Ángel del Eterno respondió a Manoa: "Tu esposa se guardará de todo lo que le dije.

14 - "No comerá nada que proceda de la vid, ni beberá vino ni bebida fermentada, ni comerá cosa impura. Ha de guardar todo que le mandé".

15 - Entonces Manoa dijo al Ángel del Eterno: "Te ruego que nos permitas detenerte, para que te preparemos un cabrito".

16 - El Ángel del Eterno respondió a Manoa: "Aunque me detengas, no comeré de tu pan. Pero si quieres ofrecer un holocausto, sacrifícalo al Eterno". Y Manoa no sabía que aquel era el Ángel del Eterno.

17 - Entonces Manoa dijo al Ángel del Eterno: "¿Cuál es tu nombre para que te honremos cuando se cumpla tu palabra?

18 - El Ángel del Eterno respondió: "¿Por qué preguntas por mi nombre que es Maravilloso?"

19 - Entonces Manoa tomó un cabrito y un presente, y lo sacrificó sobre una peña. Y el Ángel realizó un prodigio a la vista de Manoa y de su esposa.

20 - Cuando la llama subía del altar hacia el cielo, el Ángel del Eterno subió en la llama del altar a la vista de Manoa y de su esposa. Y ellos se postraron en tierra.

21 - Y el Ángel del Eterno no apareció más a Manoa ni a su esposa. Entonces conoció Manoa que era el Ángel del Eterno.

22 - Y dijo Manoa a su esposa: "Ciertamente moriremos, porque hemos visto a Dios".

23 - Su esposa respondió: "Si el Señor nos hubiera querido matar, no habría aceptado el holocausto y el presente, ni nos habría mostrado todas estas cosas, ni nos habría anunciado todo lo que dijo".

24 - Y la mujer tuvo un hijo, y lo llamó Sansón. Y el niño creció, y el Señor lo bendijo.

25 - Y el Espíritu del Eterno empezó a manifestarse en él en los campamentos de Dan, entre Zora y Estaol,