Ester 9:25 - Nueva Reina Valera 1990 (Adventista)

Libro de Ester
Capitulos:

12345678910

1 - El día 13 del duodécimo mes, que es adar (marzo), cuando se debía ejecutar la orden del rey, el mismo día en que los enemigos de los judíos esperaban enseñorearse de ellos, sucedió lo contrario; los judíos se enseñorearon de sus enemigos.

2 - Los judíos se juntaron en sus ciudades en todas las provincias del rey Asuero, y descargaron su mano sobre los que habían procurado su mal. Y nadie los pudo resistir, porque el temor de ellos había caído sobre todos los pueblos.

3 - Todos los jefes de las provincias, los sátrapas, gobernadores y oficiales del rey, apoyaban a los judíos, porque el temor a Mardoqueo se había apoderado de ellos.

4 - Porque Mardoqueo era grande en la casa del rey, su fama iba por todas las provincias, y él se iba engrandeciendo cada día más.

5 - Los judíos hirieron a todos sus enemigos a filo de espada, y con mortandad y destrucción. E hicieron con sus enemigos como quisieron.

6 - En Susa, capital del reino, los judíos destruyeron a quinientos hombres.

7 - Mataron entonces a Forsandata, Dalfón, Asfata,

8 - Forata, Adalía, Aridata,

9 - Farmasta, Arisai, Aridai y a Vaizata;

10 - diez hijos de Amán hijo de Amedata, enemigo de los judíos. Pero no tocaron sus bienes.

11 - El mismo día vino ante el rey, la cuenta de los muertos en Susa, residencia regia.

12 - Y dijo el rey a la reina Ester: "En Susa, capital del reino, los judíos han dado muerte a quinientos hombres, y a los diez hijos de Amán. ¿Qué habrán hecho en las otras provincias del rey? ¿Cuál es tu pedido, y te será concedido? ¿O qué más demandas, y será hecho?"

13 - Ester respondió: "Si place al rey, concédase también mañana a los judíos de Susa, que hagan conforme a la ley de hoy, y que cuelguen en la horca a los diez hijos de Amán".

14 - Y el rey mandó que se hiciese así. Se dio la orden en Susa y colgaron a los diez hijos de Amán.

15 - Los judíos que estaban en Susa, se juntaron de nuevo el día catorce del mes de adar, y mataron a trescientos hombres. Pero tampoco tocaron sus bienes.

16 - Los otros judíos que estaban en las provincias del rey, también se juntaron en defensa de su vida, y descansaron de sus enemigos. Mataron a 75.000 contrarios. Pero no tocaron sus bienes.

17 - Esto sucedió el 13 de adar. Y el 14 del mes reposaron, y lo declararon día de banquete y alegría.

18 - Pero los judíos de Susa se juntaron el 13 y el 14 del mismo mes, y el 15 reposaron, y lo hicieron día de banquete y regocijo.

19 - Por eso los judíos aldeanos que habitan en las villas sin muralla, hacen del 14 de adar, un día de alegría y de regocijo, de banquete, y de enviar presentes unos a otros.

20 - Mardoqueo escribió estas cosas, y envió cartas a los judíos que estaban en todas las provincias del rey Asuero, cercanos y distantes.

21 - Les ordenó que celebrasen cada año, los días 14 y 15 del mes de adar,

22 - como días en que los judíos tuvieron reposo de sus enemigos, en que se les volvió la tristeza en alegría, y el luto en día bueno. Que los hiciesen días de banquete, de gozo y de enviar presentes unos a otros, y dádivas a los pobres.

23 - Y los judíos aceptaron lo que ya habían empezado, lo que les prescribió Mardoqueo.

24 - Porque Amán hijo de Amedata, agageo, enemigo de todos los judíos, había tramado destruirlos, y echó pur, que quiere decir suerte, para consumirlos y acabar con ellos.

25 - Pero cuando Ester se presentó al rey, él ordenó por carta que el perverso designio que aquél trazó contra los judíos, cayera sobre su cabeza, y que lo colgaran a él y a sus hijos en la horca.

26 - Por eso llamaron a esos días Purim, del nombre pur. Y debido a las palabras de esta carta, y por el bien que les había sucedido,

27 - los judíos establecieron para sí, y para sus descendientes y prosélitos, la costumbre de celebrar estos dos días cada año.

28 - Y que estos dos días fuesen celebrados por todas las generaciones, en todas las naciones, familias, provincias y ciudades. Que estos días de Purim no se olvidaran entre los judíos, y su memoria no cesara entre sus descendientes.

29 - La reina Ester hija de Abiail, y el judío Mardoqueo, escribieron con toda instancia por segunda vez, para confirmar la carta acerca de Purim.

30 - Y Mardoqueo envió la carta a todos los judíos, a las 127 provincias del rey Asuero, con palabras de paz y verdad,

31 - para confirmar estos días de purim en su tiempo señalado, como lo habían establecido Mardoqueo y la reina Ester, y conforme ellos mismos lo habían tomado sobre sí y sobre sus descendientes, para conmemorar el fin del ayuno y el clamor.

32 - La orden de Ester confirmó esta celebración acerca de Purim, y se escribió en el libro.