2 Cronicas 5 - Nueva Reina Valera 1990 (Adventista)

Libro de 2 Cronicas
Capitulos:

123456789101112131415161718192021222324252627282930313233343536

1 - Cuando se acabó toda la obra para la casa del Eterno, Salomón trajo lo que David su padre había dedicado; y puso la plata, el oro y todos los utensilios en las tesorerías de la casa de Dios.

2 - Entonces Salomón juntó en Jerusalén a los ancianos de Israel, a todos los jefes de las tribus, y los jefes de las familias de Israel, para traer el Arca del Pacto del Eterno de la ciudad de David, que es Sión.

3 - Se congregaron con el rey todos los hombres de Israel, para la fiesta del séptimo mes.

4 - Cuando llegaron los ancianos de Israel, los levitas trasladaron el Arca.

5 - Y trajeron el Arca, la Tienda de la Reunión y todos los utensilios del Santuario. Los sacerdotes y los levitas los trajeron.

6 - El rey Salomón, y toda la congregación de Israel que se había reunido ante el Arca, sacrificaron ovejas y bueyes en tan grande cantidad, que no se pudo contar.

7 - Y los sacerdotes colocaron el Arca del Pacto del Eterno en su lugar, en el Santuario de la casa, en el Lugar Santísimo, bajo las alas de los querubines.

8 - Pues los querubines extendían las alas sobre el lugar del Arca, y cubrían el Arca y sus varas.

9 - Las varas sobresalían, de modo que sus puntas se veían desde el Lugar Santo, pero no se veían desde afuera. Y allí están hasta hoy.

10 - En el Arca no había sino las dos tablas que Moisés había puesto en Horeb, con las cuales el Eterno había hecho el pacto con los israelitas, después que salieron de Egipto.

11 - Cuando los sacerdotes salieron del Santuario —porque todos los sacerdotes presentes se habían santificado, sin guardar su turno,*

12 - y los levitas cantores, los de Asaf, Hemán y Jedutún, con sus hijos y hermanos, vestidos de lino fino, estaban con címbalos, salterios y arpas al oriente del altar, y con ellos 120 sacerdotes que tocaban trompetas—,

13 - cuando al unísono sonaron las trompetas, y cantaron a una, para alabar y confesar al Eterno; cuando alzaron la voz con trompetas, címbalos e instrumentos de música; cuando alabaron al Eterno, y dijeron: "Porque es bueno, porque su amor es para siempre", la casa del Eterno se llenó de una nube.

14 - Y por causa de la nube, los sacerdotes no pudieron quedar para ministrar, porque la gloria del Eterno había llenado la casa de Dios.