2 Cronicas 33 - Nueva Reina Valera 1990 (Adventista)

Libro de 2 Cronicas
Capitulos:

123456789101112131415161718192021222324252627282930313233343536

1 - De doce años era Manasés cuando empezó a reinar, y reinó 55 años en Jerusalén.

2 - Hizo lo malo ante el Eterno, conforme a las abominaciones de las naciones que el eterno había echado ante Israel.

3 - Reedificó los altos que Ezequías su padre había derribado, levantó altares a los baales, hizo postes idolátricos, y adoró y sirvió a todo el ejército del cielo.

4 - Edificó también altares en la casa del Eterno, de la que el Señor había dicho: "En Jerusalén estará para siempre mi Nombre".

5 - Edificó altares en todo el ejército del cielo en los dos atrios de la casa del eterno.

6 - Pasó a sus hijos por fuego en el valle de Ben Hinom. Practicó la invocación de los espíritus, la adivinación y la magia, y consultó a los médium y espiritistas. Y se excedió en hacer lo malo ante el Eterno, para provocar su enojo.*

7 - Además, puso una imagen de fundición en la casa de Dios, de la cual había dicho Dios a David y a Salomón su hijo: " En esta casa y en Jerusalén, que yo elegí entre todas las tribus de Israel, pondré mi Nombre para siempre.

8 - "Y nunca más quitaré el pie de Israel de la tierra que entregué a sus padres, a condición de que cuiden de cumplir toda la Ley, estatutos y normas que les mandé por mano de Moisés".

9 - Manasés desvió a Judá y a los habitantes de Jerusalén, de modo que hicieron más mal que las naciones que el Eterno destruyó ante ellos.

10 - El eterno habló a Manasés y a sus pueblo, pero ellos no escucharon.

11 - Por eso el Eterno trajo contra ellos a los generales del ejercito asirio, que aprisionaron a Manasés, pusieron un gancho en su nariz, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia.*

12 - En su angustia, Manasés oró al Eterno su Dios, se humilló grandemente ante el Dios de sus padres.

13 - Y cuando él oró, Dios recibió su ruego, oyó su suplica, y lo volvió a Jerusalén y a su reino. Entonces Manasés reconoció que el Eterno es Dios.

14 - Después edificó la muralla exterior de la ciudad de David, al occidente de Gihón, en el valle, a la puerta del Pescado. Amuralló a Ofel, y lo alzó muy alto. Y puso capitanes de ejercito en todas las ciudades fortificadas de Judá.

15 - Además, quitó los dioses ajenos, el ídolo de la casa del Eterno y todos los altares que había edificado en el monte de la casa del Eterno y en Jerusalén, y los hechó fuera de la ciudad.

16 - Y reparó el altar del Eterno, y ofreció sobre él sacrificios de paz y alabanza. Y mandó a Judá que sirviese al Eterno, el Dios de Israel.

17 - Pero el pueblo aún sacrificaba en los altos, aunque solo al Eterno, su Dios.

18 - Los demás hechos de Manasés, su oración a su Dios, y las palabras de los videntes que le hablaron en nombre del Eterno, el Dios de Israel, están escritos en los anales de los reyes de Israel.*

19 - Su oración también y cómo fue oído, sus pecados y su prevaricación, los lugares donde edificó altos y postes idolátricos antes de humillarse, están escritos en las palabras de los videntes.

20 - Y durmió Manases con sus padres, y lo sepultaron en su casa. En su lugar reinó su hijo Amón.

21 - De 22 años era Amón cuando empezó a reinar, y dos años reinó en Jerusalén.

22 - Hizo lo malo ante el Eterno, como Manasés había hecho.

23 - Pero nunca se humilló ante el Eterno, como se humilló Manasés su padre. Antes aumentó su pecado.

24 - Y conspiraron contra él sus siervos, Y lo mataron en su casa.

25 - Pero la gente del país mató a los que habían conspirado contra el rey Amón. Y en su lugar pusieron a su hijo Josías.