1 Samuel 30:2 - Nueva Reina Valera 1990 (Adventista)

Libro de 1 Samuel
Capitulos:

12345678910111213141516171819202122232425262728293031

1 - Cuando David y los suyos llegaron a Siclag al tercer día, encontraron que los amalecitas habían invadido el sur y a Siclag. Habían desolado a Siclag y le habían prendido fuego.

2 - Y habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, desde el menor hasta el mayor. A nadie habían muerto, sino que los llevaron y siguieron su camino.

3 - Llegaron, pues, David y los suyos a la ciudad, y la vieron quemada, y sus esposas e hijos llevados cautivos.

4 - Entonces David y su gente alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltó la fuerza para llorar.

5 - También habían llevado a las dos esposas de David, Ahinoam jezreelita y Abigail la que había sido esposa de Nabal del Carmel.

6 - Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearle. Todo el pueblo estaba amargado, cada uno por sus hijos e hijas. Pero David se fortaleció en el Eterno su Dios.

7 - Y dijo David al sacerdote Abiatar hijo de Ahimélec: "Te ruego que me acerques el efod". Y Abiatar acercó el efod a David.

8 - Y David consultó al Señor: "¿Seguiré a esa tropa? ¿La podré alcanzar?" Y él le dijo: "Síguela, que de cierto la alcanzarás, y sin falta librarás la presa".

9 - Partió, pues, David con sus seiscientos hombres y llegaron al torrente Besor, donde quedaron algunos.

10 - David siguió con cuatrocientos hombres, doscientos quedaron atrás, porque cansados no pudieron pasar el torrente Besor.

11 - Y hallaron en el campo a un egipcio, que trajeron a David. Y le dieron de comer y beber.

12 - Le dieron también un pedazo de masa de higos secos, y dos racimos de pasas. Después de comer se reavivó, porque en tres días y tres noches, no había comido ni bebido.

13 - David le preguntó: "¿De quién eres? ¿De dónde eres? El joven respondió: "Soy siervo de un amalecita, que me dejó hace tres días, porque yo estaba enfermo.

14 - "Pues hicimos una incursión al sur de Cereti, a Judá y al sur de Caleb, y pusimos fuego a Siclag".

15 - David le dijo: "¿Me llevarás a esa tropa?" y el joven le dijo: "Júrame por Dios que no me matarás, ni me entregarás a mi amo, y te llevaré a esa gente".

16 - Entonces lo llevó. Y los amalecitas estaban esparcidos por toda esa tierra, comiendo, bebiendo y haciendo fiesta, por toda la gran presa que habían tomado de los filisteos y de Judá.

17 - Y David los abatió desde el alba hasta el atardecer del día siguiente, y no escapó ninguno de ellos, sino cuatrocientos jóvenes que subieron en camellos.

18 - Y David libró todo lo que los amalecitas habían tomado, y también a sus dos esposas.

19 - No les faltó cosa alguna, ni chica ni grande, así de hijos e hijas, del robo y de todo lo que habían tomado. David lo recobró todo.

20 - David tomó también las ovejas y el ganado mayor. Lo llevaron delante y dijeron: "Esta es la presa de David".

21 - Y llegó David adonde estaban los doscientos hombres que no habían podido seguir, y que habían quedado en el torrente Besor. Salieron a recibir a David y a los que estaban con él. Y cuando David llegó cerca de ellos, los saludó.

22 - Entonces los malos y perversos que habían ido con David, dijeron: "Siendo que no fueron con nosotros, no les daremos del botín que hemos tomado, sino a cada uno su esposa y sus hijos. Que los tomen y se vayan".

23 - Pero David les dijo: "Hermanos míos, no hagáis eso con los que nos ha dado el Eterno, que nos guardó y entregó en nuestras manos esa banda que vino sobre nosotros.

24 - "¿Quién os dará razón en eso? Igual parte ha de ser de los que van a la batalla, como de los que quedan con el bagaje. Les tocan partes iguales".

25 - Desde aquel día, eso fue ley y norma en Israel.

26 - Cuando David llegó a Siclag, envió de la presa a los ancianos de Judá, sus amigos, diciendo: "Aquí va una bendición para vosotros, de la presa de los enemigos del Eterno".

27 - También envió a los que estaban en Betel, en Ramot del sur, en Jatir,

28 - en Aroer, en Sifmot, en Estemoa,

29 - en Racal, en las ciudades de Jerameel, en las ciudades del ceneo,

30 - en Horma, en Corazán, en Atac,

31 - en Hebrón, y en todos los lugares donde David había estado con los suyos.