Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Valores




Dos personas, llegan a la
vejez. Cada uno había elegido sus valores. "Un hombre distante... Toda
su vida buscando nuevas maneras de hacer dinero. El esta en sus últimos
años y vive muy cómodamente, (pero) constantemente hablando del dinero
que había hecho... El eligió cuales eran sus valores y los fue
cultivando día tras día de muchas maneras diferentes, y sus valores
definieron sus decisiones y finalmente el se volvió una persona de
acuerdo a los valores que había elegido. Su pasión lo hizo un ser
codicioso, cuando el eligió sus valores eligió lo que seria. Cuando su
tiempo se empezó a terminar el era codicia pura, aun sin moverse de su
cama en el hospital el seguía queriendo mas para el mismo." "Una
abuela... él último recuerdo de ella es verla sentada en la mesa y le
pedimos que orara, ella tomo las manos de los que estaban al lado de
ella, una sonrisa ancha, la mirada al cielo, ojos con lagrimas, la
barbilla le temblaba, Ella eligió que sus valores serian amar a Jesús y
amar a las personas. "Ella no recordaba los nombres de la gente, pero
ella se acercaba y les daba una palmada en la espalda. Cuando su tiempo
se empezó a terminar ella era amor puro, amor a Dios y las personas.
Cuando un pastor que recorría el hospital se acercó a su cama y le dijo
"yo voy a orar por usted" ella le contesto, "No, yo voy a orar por
usted" Aun sin moverse de su cama ella seguía amando a Dios y a las
personas." Cada una de estas personas se había vuelto lo que ellos valoraban.
Las personas y las Iglesias se convierten en aquello que Valoran.
Cuando una persona define sus valores, define sus acciones, define su
pasión y define su forma de vida. Lo mismo ocurre con una Iglesia. Los
valores que elegimos determinan lo que vamos a hacer y en definitiva lo
que vamos a ser como iglesia. ¿QUÉ SON LOS VALORES? Los valores son las Prioridades Interiores que se Expresan de forma Clara en nuestras Acciones Concretas. ¿CÓMO CONOCER LOS VALORES DE SU IGLESIA? Para
descubrir los valores reales no pregunte ¿cuáles son sus valores? ,
pregunte: 1) ¿Que hiciste la última semana? 2) ¿En que usaste tu
tiempo, tu energía y tu dinero en la ultima semana? Todos nosotros dedicamos nuestro tiempo, nuestra energía y nuestro dinero en aquellas cosas que valoramos.Las Iglesias también. Para
que Cristo sea el centro de nuestra iglesia debemos empezar a valorar
lo que El valora y de esta manera vivir como El vive. Si nosotros vamos
a vivir como el Cuerpo de Cristo debemos identificar los valores que
caracterizan el corazón de Dios y hacerlos nuestros valores como
iglesia. En Mateo 22:37-39 la Palabra de Dios declara lo que El
valora para Su iglesia por sobre todas las cosas. De esto nosotros
hemos derivado en dos valores esenciales y podemos intentar aplicarlos
en nuestras iglesias a través de todas nuestras acciones. Nuestro primer valor es amar a Dios con todo nuestro ser. Nuestro segundo valor es amar a las personas. ¿Están estos valores en nuestras acciones de la última semana? LOS CAMBIOS DE VALORES EN LA IGLESIA a) El cambio de valores es posible. (Mire a Jesús y sus discípulos, El cambio sus valores de vida) b) Cambiar valores lleva tiempo. (Jesús dedicó 3 años a cambiar los valores de sus discípulos) c)¡ Cambiar los valores comienza con cada uno de nosotros, (Los pastores.) d) Cambiar nuestros valores (prioridades internas) es mas difícil y costoso que preparar programas y eventos. Si
alguien nos preguntara ¿Usted valora la salvación de un alma? La
respuesta seria SIIIIIII!!!!!! Pero si la pregunta fuera ¿Le habló
usted a alguien de Cristo en esta semana? La respuesta seria ¿Perdón,
como dijo? Amar a Dios como primer valor nos lleva a poner los
valores de Dios en primer lugar. ¿Qué es lo que Dios mas valora? Las
personas. ¿Que personas? El hermano (edificación mutua que es
responsabilidad de todos los miembros) y el no-cristiano (alcanzado a
través de nuestras relaciones). Es necesario definir tareas claras que
muestren si estos valores existen en la vida de nuestros miembros. Si
las tareas no están es porque no están los valores. Porque todos nosotros hacemos lo que valoramos. Un abrazo en Cristo.

Tito Osvaldo Robert. (Pastor)


Comentarios