Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Tesoreria



&alt;!--
/* Font Definitions */
@font-face
{font-family:"Cambria Math";
panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:roman;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:-1610611985 1107304683 0 0 159 0;}
@font-face
{font-family:Calibri;
panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:swiss;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:-1610611985 1073750139 0 0 159 0;}
@font-face
{font-family:"Book Antiqua";
panose-1:2 4 6 2 5 3 5 3 3 4;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:roman;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:647 0 0 0 159 0;}
@font-face
{font-family:Georgia;
panose-1:2 4 5 2 5 4 5 2 3 3;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:roman;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:647 0 0 0 159 0;}
/* Style Definitions */
p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal
{mso-style-unhide:no;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
margin-top:0in;
margin-right:0in;
mso-margin-bottom-alt:auto;
margin-left:0in;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-fareast-font-family:Calibri;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-ansi-language:ES;}
p.MsoHeader, li.MsoHeader, div.MsoHeader
{mso-style-priority:99;
mso-style-link:"Encabezado Car";
margin-top:0in;
margin-right:0in;
mso-margin-bottom-alt:auto;
margin-left:0in;
mso-pagination:widow-orphan;
tab-stops:center 3.25in right 6.5in;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-fareast-font-family:Calibri;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-ansi-language:ES;}
p.MsoListParagraph, li.MsoListParagraph, div.MsoListParagraph
{mso-style-priority:34;
mso-style-unhide:no;
mso-style-qformat:yes;
margin-top:0in;
margin-right:0in;
mso-margin-bottom-alt:auto;
margin-left:.5in;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-fareast-font-family:Calibri;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-ansi-language:ES;}
span.EncabezadoCar
{mso-style-name:"Encabezado Car";
mso-style-priority:99;
mso-style-unhide:no;
mso-style-locked:yes;
mso-style-link:Encabezado;
mso-ansi-font-size:11.0pt;
mso-bidi-font-size:11.0pt;
mso-ansi-language:ES;}
.MsoChpDefault
{mso-style-type:export-only;
mso-default-props:yes;
font-size:10.0pt;
mso-ansi-font-size:10.0pt;
mso-bidi-font-size:10.0pt;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-fareast-font-family:Calibri;
mso-hansi-font-family:Calibri;}
@page Section1
{size:8.5in 11.0in;
margin:.5in .5in .5in .5in;
mso-header-margin:.5in;
mso-footer-margin:.5in;
mso-paper-source:0;}
div.Section1
{page:Section1;}
@page Section2
{size:8.5in 11.0in;
margin:1.0in 1.0in 1.0in 1.0in;
mso-header-margin:.5in;
mso-footer-margin:.5in;
mso-paper-source:0;}
div.Section2
{page:Section2;}
/* List Definitions */
@list l0
{mso-list-id:560561812;
mso-list-type:hybrid;
mso-list-template-ids:-1921473180 67698703 67698713 67698715 67698703 67698713 67698715 67698703 67698713 67698715;}
@list l0:level1
{mso-level-tab-stop:none;
mso-level-number-position:left;
text-indent:-.25in;}
-->


¿Puede una iglesia
local juntar dinero y tener
una tesorería común permanente?
Por: Luis A.
Barros.www.vrg.us/barros
E-mail: idcbarros@hotmail.com
Estimado lector, es
importante que usted lea todos los textos que se
mencionan, así podrá comprobar lo que se afirma este articulo.
 



Hay
hermanos que afirman que las iglesias no están obligadas a
tener una tesorería común permanente, que tal cosa, según ellos, “no está especificada en la Biblia”. Sin
embargo, los que afirman de esta manera cometen el error común de interpretar
el N.T desde lo que él no dice, es decir, si el N.T no dice “literalmente” que
las iglesias mantuvieron una tesorería común permanente, entonces  no se puede llevar a cabo tal práctica.
 Sin
embargo, los que “interpretan” el NT de esta manera, ignoran voluntariamente (y
esto evidencia su inconsecuencia) que en otros temas de la Biblia que ellos
aceptan sin cuestionamiento alguno, parten su razonamiento de lo que la misma
Biblia ¡…No dice literalmente…! tales
como: El día en que fue establecida la iglesia, la cesación de los dones
milagrosos, el fin del nombramiento de apóstoles y la frecuencia de tomar la
cena del Señor.
 Por
ejemplo, ¿Dice el N.T literalmente en que día fue establecida la iglesia? ¿Dice
el N.T literalmente cuando cesarían los dones milagrosos? ¿Dice el N.T
literalmente que acabaría el ministerio apostólico? ¿Dice el N.T literalmente
que debemos tomar la Cena del Señor CADA Domingo? No lo dice…! Pero el hecho de
que NO lo diga literalmente, no significa que el N.T no nos enseñe la verdad sobre tales
temas, no significa que el N.T no nos conduzca a concluir y armonizar
correctamente la verdad sobre tales temas. De hecho, el N.T nos permite trazar
(delinear) la verdad sobre tales temas siempre y cuando consideremos todos los
elementos que el N.T nos da y seamos consecuentes en la interpretación de las
Escrituras.
 Si,
la biblia habla de todos estos temas, y nos muestra la verdad de cada uno de
ellos, pero es necesario dedicarle tiempo al estudio para que de esta manera
podamos llegar realmente al conocimiento exacto sobre estos temas. Así que no
se deje engañar, Jesús mismo dijo: “y
conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32) Por lo tanto, la VERDAD puede ser conocida, y es mi
propósito que usted considere todo lo relacionado a este tema de la ofrenda de
modo que usted mismo llegue a la verdad en el tema bajo consideración.
 Ahora
bien, ¿Cuál es el argumento para que algunos hermanos afirmen que la iglesia
local no puede tener una tesorería común permanente? En realidad sus argumentos
son algo contradictorio.
 En
primer lugar afirman que: “…los hermanos recogieron
cuando depositaron a los pies de los apóstoles, pero tal acto de recoger
y depositar fue porque hubo una necesidad, y al suplirla inmediatamente,
ya no recogieron…” Luego afirman también: “…no hubo recolección de dinero porque cada quien guardaba en su
casa para cuando hubiera necesidad…”
 Entonces,
la pregunta es: ¿Hubo o no hubo el acto de recoger? ¿Hubo o no hubo el acto de
depositar? Esto es lo que primeramente responderé, y por favor, juzgue usted
mismo con mucha atención en la lectura de este estudio.
 Pregunta:
¿Los cristianos tuvieron la práctica autorizada por los apóstoles, que eran
guiados por el Espíritu Santo, de recoger y depositar en una tesorería común?
Sin duda alguna que si, veamos la prueba Bíblica:





Hechos
2:42
“…perseveraban…en la comunión unos
con otros…” También puede ser traducido: “…se dedicaban continuamente…a la comunión” (LBLA). Según este texto, los primeros
cristianos estaban teniendo la
práctica de la comunión. Pero, ¿Qué significa comunión aquí?
¿Significa comer juntos? ¿Significa estar juntos en un mismo lugar? ¿Qué
significa realmente?


Los lexicógrafos reconocidos como
Thayer, Vine y Strong traducen la palabra como: ayuda pecuniaria
(perteneciente al dinero), ayuda, ofrenda, contribución y donativo. De ahí
que en pasajes como 2 Cor 8:4 se
traduzca como “participar o contribuir” y He 13:16 “ayuda mutua”. Lo interesante del caso es que en
estos dos pasajes trata de las ayudas de benevolencia. En 2 Cor 8:4 trata de la ofrenda para
los santos, y en He 13:16 de
las ayudas (de dinero) como sacrificios de los cuales Dios se agrada. (Noten
por favor, que el escritor de los Hebreos enfatiza que practicar la piedad
a través de ayudas monetarias son sacrificios agradables a Dios,
tanto de la iglesia (2 Cor. 9:13)
como del individuo (2 Cor. 9:7)
Sin embargo, los que promueven algo distinto a estas buenas obras (2 Cor. 9:8) ¿Cómo podrán agradar
a Dios? Más bien, deberían arrepentirse de tales pretensiones.

Ahora bien, lo interesante de este
argumento Bíblico, es que los primeros cristianos, desde el comienzo de la
iglesia tenían la PRACTICA
de contribuir, ayudar, donar y OFRENDAR. Entonces, esto significa que la
práctica de recoger ofrendas NO
comenzó, según se cree, en I
Corintios 16:1-2, solo que este texto, en la revelación del Nuevo
Testamento nos permite conocer con más exactitud la voluntad de Dios. En
todo caso, mas adelante vamos a considerar este pasaje y hacer un análisis
textual del mismo.

¿Implica
Hechos 2:42 un depósito común permanente de la iglesia? Antes
de responder a esta pregunta, permítame explicar y dar un ejemplo de
implicación. Según el diccionario Larousse, implica es: Traer consigo, envolver, contener. De ahí
se origina el adjetivo IMPLICITO, que significa: Una cosa que está
incluida sin que esta sea mencionada o especificada. Veamos el siguiente
ejemplo: Hechos 2:41 afirma que los
que oyeron el mensaje de Pedro fueron bautizados. Pero lo que la Biblia no dice
literalmente es que ellos necesitaron un LUGAR donde bautizar a la gente.
Entonces, por IMPLICACION se entiende y se acepta que está autorizado UN LUGAR
donde bautizar a la gente aunque no esté específicamente mencionado. Esto
autoriza que una iglesia pueda tener un BAUTISTERIO aunque no esté mencionado
en el texto. El mandamiento del bautismo envuelve, TRAE CONSIGO necesariamente
un lugar donde bautizar.

Sucede lo
mismo con Hechos 2:42 y las
contribuciones que daban los cristianos. Por IMPLICACION se entiende y se
acepta que está autorizado que al momento de ellos dar sus ofrendas, había un
lugar o un depósito común donde guardar las ofrendas, es decir, una tesorería
común, aunque esto no esté mencionado específicamente en el texto. En este caso
no se está hablando del cofre, caja o cesta donde recoger, estamos hablando de
un depósito o una tesorería común de la iglesia, tesoro que no era de algunos
individuos. La práctica
de los cristianos de dar ofrendas según Hechos
2:42 siendo la iglesia enseñada y guiada por los apóstoles envuelve o TRAE
CONSIGO necesariamente una tesorería común de la iglesia, porque, ¿Qué se hacía
con las ofrendas que los cristianos traían en adoración a Dios (2 Cor. 9:7) cuando comenzó la iglesia?
La respuesta es: Atesoraban (I Cor.
16:2).

También el
texto implica que las ofrendas recogidas al ser guardadas en la tesorería de la
iglesia originaba una permanencia, es decir, un ahorro de la iglesia. Entonces,
podemos decir con toda seguridad, que la iglesia primitiva cuando comenzó tenía
una tesorería o un ahorro común. Y es lo mismo que hoy en día también practicamos
y tenemos.

Hechos
2:42
es una prueba y evidencia bíblica IRREFUTABLE, de que la primera
iglesia de Cristo, NO comenzó a recolectar contribuciones u ofrendas por
causa de una necesidad SINO mas bien por el hecho de comenzarse una
iglesia local. Por lo tanto, CUALQUIER grupo de cristianos que constituyan
una iglesia local HOY están autorizados a recoger ofrendas y a tener una
tesorería común permanente donde depositar las ofrendas. Porque, ¿Dónde
guardo la primera iglesia las ofrendas o contribuciones que daba cada
cristiano? Obvia y lógicamente que en una tesorería común permanente. Por
lo tanto, la Escritura por IMPLICACION autoriza (le permite, le concede) a la iglesia el tener
una tesorería común permanente en donde guardar las contribuciones dada
por cada cristiano. Así que, hacer lo mismo hoy, es seguir la instrucción
y el ejemplo de los apóstoles, este es el modelo a seguir y no las
pretensiones de algunos hombres faltos de entendimiento a la voluntad de
Dios plasmada en la Escrituras.


Otro punto
importante a considerar es que la práctica de dedicarse continuamente a las
contribuciones era una actividad en la adoración de la iglesia primitiva.Cuando
leemos nuevamente Hechos 2:42 dice: “Y se dedicaban continuamente a las enseñanzas de los apóstoles, a la
comunión, al partimiento del pan y a la oración” (LBLA) La pregunta es, ¿Quiénes
se dedicaban continuamente a estas cosas? La respuesta es, todos los
bautizados del versículo 41, es decir los cristianos, la primera iglesia. Esto
se entiende porque el mismo texto dice en plural: “Y se dedicaban
continuamente…” Es decir, no solo algunos, sino TODA la iglesia en su
colectivo. ¿Qué importancia tiene esto en el tema que
estamos estudiando? Su importancia esta en el hecho de que la práctica de
hacer contribuciones está ligado a los otros actos de adoración que
colectivamente la iglesia ofrecía tales como: La instrucción apostólica, la
cena del Señor y las oraciones. Por lo tanto, las contribuciones (comunión o
participación) de los cristianos era un acto de adoración a Dios (2 Cor. 9:7)
Así que, si alguno osa cuestionar y negar tal acto,  para ser consecuente debería también cuestionar
y negar los otros actos en los que continuamente se dedicaba la iglesia, pero
¿Lo hará? Aquí
tenemos el ejemplo explicito de la iglesia primitiva, aprobado por el Espíritu
Santo por medio de los apóstoles, quienes crean y practiquen HOY tales cosa
tendrán la aprobación del mismo Señor (Hechos
9:31), pero aquellos que cuestionan y niegan la verdad misma de esta
enseñanza, no solo muestran su falta de obediencia a las instrucciones de los
apóstoles (I
Tes. 4:1-2) sino también como dice el mismo Pablo: “…para que instruyeras a algunos que no enseñaran doctrinas extrañas”
(I Tim. 1:3b LBLA) porque “esta envanecido y nada entiende, sino que
tiene un interés morboso en discusiones y contiendas de palabras, de las cuales
nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas” (I Tim. 6:4 LBLA)
¿Osara
alguno de seguir cuestionando la Escritura y la autoridad de los santos apóstoles?
No sea que se halle luchando contra Dios mismo.Continuara...






Comentarios