Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Simón

(heb. Shîmôn [1], tal vez "desierto"; as. Simânu; gr. SímÇn [2-11],"oyendo [que
oye o escucha]"; tal vez una forma de Sumeon a su vez una transliteración del
heb. Shim{ôn, Simeón; el nombre aparece en algunas inscripciones).

1. Jefe de una familia de Judá (1 Cr. 4:20).

2. Simón Pedro (Mt. 4:18; Lc. 4:38; etc.). Véase Pedro.

3. El cananista (Mt. 10:4; Mt. 3:18; Lc. 6:15; Hch. 1:13). Cananista* es "zelote"
* para Lc., Hch. y la DHH, "fanático" para la NBE, y "cananeo"* para la BJ.
Uno de los discípulos de Jesús. La Biblia no dice nada más acerca de él fuera
de contarlo entre los Doce. Según la tradición, habría trabajado en el norte
de África y habría sufrido el martirio en Palestina durante el reinado de
Domiciano, un perseguidor de los cristianos.

4. Hermano de Jesús (Mt. 13:55; Mr. 6:3). Véase Hermanos de Jesús.

5. El leproso, un residente de Betania (Mt. 26:6; Mr. 14:3). El término "leproso"
da a entender que habría sufrido de lepra pero estaba recuperado,
indudablemente gracias a Jesús, porque si no se lo habría considerado paria.
Mientras el Señor estaba en su casa como invitado, una mujer lo ungió con un
costoso perfume (Mt. 26:6-13; Mr. 14:3-9). Otro informe acerca de este
ungimiento le da a Simón, el anfitrión, el título de "fariseo" (Lc. 7:36, 39,
40-47). Muchos comentaristas consideran que éste es otro incidente, de modo
que el fariseo sería otro Simón. Por razones para identificar a ambos como la
misma persona, véase CBA 5:745-747.

6. De Cirene (Mt. 27:32; Mr. 15:21; Lc.23:26), el hombre a quien se obligó a
llevar la cruz de Jesús. Marcos nos dice que en ese momento "venía del campo"
y era el padre de Alejandro y Rufo.

7. El fariseo (Lc. 7:36; etc.). Véase Simón 5.

8. El padre de Judas Iscariote (Jn. 6:71; 12:4; 13:2, 26).

9. El mago* (Hch. 8:9-24). De acuerdo con Justino Mártir, habría nacido en Gito,
una aldea de Samaria. El 1er contacto de Simón con el cristianismo se habría
producido cuando Felipe, el evangelista, ejerció su ministerio en Samaria (Hch.
8:5). Se lo presenta como alguien que engañaba al pueblo mediante la
realización de supuestos milagros, los que le ganaron el título de "el gran
poder de Dios" (v10); tal vez era uno de esos judíos que lucraban explotando la
superstición y la credulidad de los paganos. Cuando oyó el evangelio predicado
por Felipe, creyó y fue bautizado, pero a la luz de los acontecimientos
posteriores surge la duda de si se convirtió realmente. Las "señales y grandes
milagros" que realizaba Felipe lo asombraron (Hch, 8:13), de modo que cuando
más tarde descubrió que el poder para hacer tales cosas era consecuencia de
haber recibido el Espíritu Santo, le ofreció dinero a Pedro para comprar ese
don (vs 18, 19). En vista de esto, el apóstol lo reprendió (vs 23). Simón le
pidió que orara para no recibir castigo alguno (v 24). Se convirtió más tarde
en una figura central de cierta literatura 1100 de los primeros siglos, en la
que se lo describe como precursor de la herejía gnóstica, y un maestro cuyo
sistema se basaba en gran medida en la angelología, la astrología y en una
creencia ilimitada en sus propios poderes "divinos". En los así llamados
Reconocimientos de Clemente y en las Homilías clementinas, se lo presenta
discutiendo con Pedro y haciendo milagros para oponerse al apóstol. En ambos
casos éste lo reprende.

Bib.: Justino Mártir, Primera Apología, 26.

10. El curtidor* (Hch. 9: 43), residente de Jope que por "muchos días" fue
anfitrión de Pedro. Mientras se alojaba en su casa, que estaba "junto al mar"
(10: 6), Pedro tuvo la visión del lienzo que descendía del cielo (vs 9-16) y se
le dijo que visitara a Cornelio (vs 17-22).

11. El profeta y/o maestro cristiano residente en Antioquía en el tiempo de la
preparación de Saulo y Bernabé para el servicio en el campo misionero. También
era conocido por su nombre latino, Niger, que significa "negro", lo que sugiere
que habría pertenecido a una raza africana (Hch. 13: 1).

Concordancia Biblica: Simon

el cananista (Zelote)
  • Mateo 10:4
  • Marcos 3:18
  • Lucas 6:15
  • Hechos 1:13.

  • Comentarios