Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Señal

(heb. generalmente ôth, "marca distintiva", signo", "señal"; gr. generalmente
sméion, "señal", "milagro").

Marca* distintiva, recordativo, demostración, a veces de naturaleza milagrosa,
dada a menudo para confirmar un mensaje inspirado o algo respaldado por la
autoridad divina, o para advertir o animar a colaborar con la voluntad de Dios.

Las precisiones respecto de los vocablos bíblicos serían las siguientes: 1.
Heb. ôth, marca identificatoria, como la puesta sobre Caín (Gn. 4:15; cf Ex.
13:16). 2. Heb. tâw, la última letra del alfabeto hebreo (que en el heb.
preexílico se asemejaba a una cruz [+]), usada como marca identificatoria (Ez.
9:4, 6) pero también por la gente iletrada para autenticar un documento en
lugar de una firma (cf Job 31:35, BJ nota). 3. Heb. qa{aqa{, señal en forma de
tatuaje (Lv. 19:28). 4. Heb. jôthâm, 1079 marca como la que deja un sello al
estamparse sobre algo (Cnt. 8:6). 5. Gr. sméion, marca o señal
identificatoria (2 Ts. 3:17). 6. Gr. túpos, marca visible, se usa para las
señales de los clavos en las manos de Jesús (Jn. 20:25). 7. Gr. stígma, marca
o estigma puesta sobre un esclavo para indicar pertenencia (Gá. 6:17). 8. Gr.
járagma, marca o estampa grabada, herrada, al aguafuerte, cortada o impresa
sobre monedas, documentos, animales y esclavos para autenticar autoridad del
usuario o propiedad (Ap. 13:16, 17; 14:9, 11; 15:2; 16:2; 19:20; 20:4).

En ocasión de la creación, Dios determinó que las luminarias del cielo
sirvieran de "señales para las estaciones" (Gn. 1:14), tal vez en parte en el
sentido de que serían medios por los cuales se comunicarían presagios divinos,
pero que servirían también para señalar la dirección a seguir (como en el caso
de la navegación) y para computar el tiempo. La señal del arco iris* se dio
como recordativo de que no habría otro diluvio universal (Gn. 9:12-17). Como
señal de la dirección divina, Dios le aseguró a Moisés que los israelitas
adorarían en el monte donde él había recibido su llamamiento (Ex. 3:12). La
plaga de moscas que cayó sobre los egipcios, pero no sobre los israelitas, fue
la señal que diferenciaba al pueblo de Dios de los egipcios (Ex. 8:20-24). La
sangre aplicada a las casas de los hebreos en ocasión de la Pascua era una
señal que identificaba las moradas que el ángel de la muerte pasaría por alto
(12:13). Dios ordenó a los israelitas que ataran sus estatutos como
recordativo o señal, en sus manos y entre sus ojos (Dt. 6:8; 11:18), orden que
los judíos aplicaron literalmente (Mt. 23:5). A Coré y a los que se le unieron
se los tragó la tierra como "señal" o "escarmiento" para los demás (Nm. 26:10).
Gedeón y el rey Ezequías recibieron señales sobrenaturales del Señor, para
asegurarles que su Palabra es digna de confianza (Jue. 6:17-21; Is. 38:5-8).
Jonatán reconoció que el desafío de la guarnición filistea era una buena señal
que le daba Dios (1 S. 14:9-15). Ciertas señales se dieron para probar que la
comisión de un profeta era auténtica (Ex. 4:30, 31; 1 S. 2:34; cf 3:20; véase
Is. 20:2-4).

Los pastores pudieron reconocer al niño Jesús por la señal de que estaba
"envuelto en pañales, acostado en un pesebre" (Lc. 2:12). Cristo hizo una
lista de las "señales" de su 2ª venida (Mt. 24:3; Mr. 13:4; Lc. 21:7). Pablo
declaró que "las señales de [un verdadero] apóstol" (2 Co. 12:12) se habían
manifestado en él mismo mediante "paciencia... señales, prodigios y milagros".
La palabra "señal" a menudo se usa como sinónimo de "milagro"* (Ex. 4:8, 9; Dt.
4:34; Jer. 32:21; cf Nm. 14:22). Los judíos querían que Jesús hiciera una
señal milagrosa (Mt. 12:38; Mr. 8:11; Lc. 11:16; etc.) como prueba de su
divinidad, sin tomar en cuenta los numerosos milagros que ya había hecho y que
daban testimonio de ello. Al antiguo Israel se le advirtió en contra de las
falsas señales (Dt. 13:1-3; etc.), y tanto Cristo como Pablo nos amonestan
acerca de las señales engañosas que Satanás llevará a cabo en los últimos días
(Mt. 24:24; Mr. 13:22; 2 Ts. 2:9). Véanse Año; Día; Estación, Mes; Postreros
días.


Comentarios