Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Saludo

(heb. shâal shâlôm; aram. shelâmâ, kullâ, "mucha [toda] paz"; gr. aspasmós).

En la Biblia aparecen muchas formas de saludar: "Dios tenga misericordia de ti"
(Gn. 43:29); "Jehová sea con vosotros" (Rt. 2:4): "Paz sea a esta casa" (Lc.
10:5), etc. Las frases de saludo más antiguas eran: heb. shâlôm lekâ, "paz a
ti", "la paz sea contigo"; shâlôm Yahweh, "Yahweh esté contigo"; gr. eiren soi
[humín], con el mismo significado de shâlôm lekâ (aunque tal vez no con las
connotaciones judías); jáire y jáirete, "¡saludos!"; romana ave, "¡salve!"

Los saludos a menudo se expresaban con besos o estaban acompañados de ellos
(Gn. 48:10; Ex. 18:7; etc.). La costumbre consistía en besar la mejilla, la
frente, la barba, las manos y los pies. En el NT encontramos la expresión
"ósculo santo", una señal de afecto cristiano entre los creyentes (Ro. 16:16; 1
Co. 16:20; 1 Ts. 5:26). Judas le dio un beso al Maestro para traicionarlo (Mt.
26:49; cf Pr. 27:6). Las epístolas de Pablo abundan en saludos de él mismo y
de los que estaban con él para sus colaboradores en la obra, quienes se
encontraban en las iglesias a las cuales estaban dirigidas las cartas (Ro.
16:3-16; 1 Co. 16:20; 2 Co. 13:12; Fil. 4:21; etc.). Los escribas y los
fariseos cayeron bajo la condenación de Jesús por su amor egocéntrico a las
"salutaciones en las plazas", que sin duda eran complicadas y tomaban mucho
tiempo, como son a menudo las orientales (Mt. 23:7; Lc. 11:43). Quizá por
causa del tiempo empleado en los antiguos saludos, Eliseo, al enviar a Giezi a
poner un cayado sobre el hijo muerto de la sunamita, le ordenó que no saludara
a nadie (2 R. 4:29). Del mismo modo, cuando Cristo envió a los 70 les dijo: "A
nadie saludéis por el camino" (Lc. 10:4), tal vez para imprimirle un sentido de
urgencia a la predicación del evangelio. Jesús también amonestó a sus
seguidores a que no fueran exclusivos en sus salutaciones, sino que todos,
judíos y gentiles, amigos y enemigos, fuesen considerados hermanos (Mt.
5:43-47).


Comentarios