Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Pilato

(gr. Pilátos. "armado con un dardo [una jabalina]": lat. Pilatus).

Poncio (gr. Póntios) Pilato, procurador* romano de Judea (c 26-36 d.C.). Los
escritores seculares no lo presentan muy favorablemente. Filón dice que era
"de naturaleza inflexible y, debido a la obstinación, duro". Frecuentemente
chocaba con los judíos, ofendiendo sus sentimientos religiosos por actos
necios.

Una vez hizo que sus soldados marcharan a Jerusalén llevando estandartes con
imágenes del emperador. En otra ocasión, colocó escudos dorados con el nombre
del emperador grabado sobre ellos en el antiguo palacio de Herodes. En ambos
casos fue forzado a quitar los objetos ofensivos por la obstinada resistencia
de los judíos. En el 2º caso, una orden directa de Tiberio, en respuesta a una
petición que la nobleza de Judea envió a Roma, lo obligó a obedecer. Los
judíos se conmocionaron especialmente cuando utilizó dinero de la tesorería del
templo para pagar un acueducto que se estaba construyendo y así traer agua a
Jerusalén. La oposición ante su malversación de dinero sagrado fue enfrentada
con despiadada crueldad. Más tarde, masacró a muchos samaritanos que seguían
neciamente a un impostor que les había prometido unos vasos sagrados de oro,
supuestamente escondidos por Moisés en la cumbre del monte Gerizim. Los
samaritanos se quejaron por esta crueldad innecesaria a su superior, Vitelio,
el legado de Siria, que ordenó a Pilato a ir a Roma para justificar su conducta
ante el emperador. Al mismo tiempo, designó un nuevo procurador sobre Judea.
Antes que llegara a Roma murió Tiberio, pero se dice que Pilato de todos modos
fue exiliado a Vienne, sobre el Ródano, en el sur de Galia (ahora Francia), y
que luego se suicidó.

412. Inscripción de dedicatoria a Poncio Pilato procedente de Cesarea.

Los Evangelios mencionan a Pilato principalmente en relación con el juicio de
Jesús; en ese tiempo se encontraba a mitad de su administración. Sabiendo que
era sumamente impopular, estaba ansioso de agradar a los judíos en algo que no
le costara nada, aunque se daba cuenta de que las acusaciones contra Jesús eran
falsas. Otros eventos históricos mencionados en los Evangelios en relación con
su nombre están en armonía con el carácter de Pilato, tal como lo describen los
historiadores de su tiempo. La enemistad entre él y Herodes Antipas (Lc.
23:12) se puede explicar suponiendo que éste habría firmado el petitorio
mencionado arriba, que fue enviado a Tiberio; o que Antipas estaba indignado,
porque Pilato 933 había matado a súbditos galileos cuando ofrecían sacrificios,
presumiblemente en Jerusalén (13:1, 2). La literatura cristiana apócrifa
contiene varios Hechos de Pilato, pero todos son espurios y sin valor
histórico. Esto también es cierto con respecto al supuesto informe de éste a
Tiberio de la condenación de Jesús, que es claramente una falsificación.

Durante las excavaciones de un teatro romano en Cesarea, dirigidas por A. Frova
en 1961, se descubrió una inscripción latina fragmentaria que menciona a
[Pon]tius Pilatus, [pref]ectus Iuda[ea]e, "Poncio Pilato, prefecto de Judea",
como el que construyó una estructura pública llamada Tiberieum en honor del
emperador Tiberio. Como esta es la primera mansión de Pilato como gobernador de
Judá de fuentes no judías ni cristianas, el descubrimiento es de gran valor,
porque la veracidad de los Evangelios con respecto a su información sobre
Pilato había sido puesta en duda con frecuencia por los críticos (fig 412).

Bib.: Filón, EG, 38; J. Vardeman, JBL 81 (1962):70, 71.


Comentarios