Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Nabucodonosor

(heb. Nebûkadneztstsar y Nebûkadretstsar, "que protege de las desgracias" [del
bab. Nabû-kudurri-utsur, "Que (el dios) Nabu proteja al hijo" o "Que Nabu
proteja la frontera"]; aram. Nebûkadnetstsar; en fuentes gr. se encuentra el
mismo intercambio entre la n y la r, Naboujodonósor y Nabokodrósoros).

Nombre de 2 reyes babilonios, del que sólo Nabucodonosor II, el 2º rey del
Imperio Neobabilónico (605-562 a.C.) desempeñó un papel en la historia bíblica.
Es particularmente conocido por su conquista de Jerusalén y por la
reconstrucción de Babilonia. Las muchas inscripciones de Nabucodonosor que se
han desenterrado durante el último siglo hablan casi exclusivamente de sus
actividades constructoras en Babilonia y otros lugares; sólo unos pocos de
ellos son textos que tratan de acontecimientos de su reinado. Hasta 1956,
virtualmente todo el conocimiento histórico acerca de Nabucodonosor provenía de
la Biblia y de Josefo, pero en ese año se descubrieron las tabletas de la
Crónica Babilónica que cubre los primeros 11 años de su reinado; pueden ser,
tal vez, el anticipo de otros textos históricos de los tiempos de
Nabucodonosor. Se lo menciona por 1ª vez en la Crónica como comandante de un
ejército separado, durante el 19º año de reinado de su padre Nabopolasar (607
a.C.; un texto astronómico establece más allá de toda duda la fecha a.C. de
estos años de reinado). Dos años más tarde, en la primavera (hemisferio norte)
del 605 a.C., Nabopolasar enfermó, quedó atrás y envió a Nabucodonosor a luchar
contra los egipcios, que se habían atrincherado en la fortificada ciudad de
Carquemis, en el Eufrates superior. En la batalla el joven príncipe heredero
los derrotó y destruyó Carquemis. Persiguió a los que huían hasta el distrito
de Hamat, y en una 2ª batalla los aplastó completamente; luego conquistó toda
la "tierra de Hati", es decir, Siria-Palestina. Véase Cronología (I, C).

372. Prisma de arcilla de Nabucodonosor que contiene una lista de sus oficiales
de la corte, algunos de los cuales son mencionados en el libro de Jeremías.

Debió haber sido en su marcha hacia el sur cuando aceptó la rendición de
Jerusalén y tomó rehenes judíos, entre quienes estaban Daniel y sus 3 amigos
(Dn. 1:1-4). Antes de llegar a la frontera de Egipto recibió la noticia de la
muerte de su padre el 8 de Abu (Ab; quizás el 15 de agosto del 605 a.C.), y se
apresuró a regresar para consolidar su posición en el trono. Josefo, que cita
el relato de Beroso, dice que regresó por la ruta corta a través del desierto,
dejando que sus generales lo siguieran con los prisioneros, incluyendo los
judíos. Al llegar a Babilonia tomó el trono sin oposición el 1º de Ululu
(Elul; aproximadamente el 7 de septiembre). Luego volvió a Siria para
organizar los territorios recién conquistados. De allí en adelante encontramos
a Nabucodonosor en Siria o Palestina casi cada año. Sin embargo, en el 601
a.C. sufrió una derrota o una semiderrota a manos de 822 los egipcios y, en
consecuencia, se quedó en su tierra el año siguiente (600 a.C.) para
reconstruir su menguado ejército. El creciente poderío egipcio, que lo
derrotó, fue probablemente la razón de que Joacim de Judá se arriesgara a
rehusar el pago del tributo anual a Babilonia (2 R. 24:1), en la creencia de
que el equilibrio del poder se había inclinado a favor de Egipto. En el 599/98
a.C. las fuerzas de Nabucodonosor volvieron a Siria-Palestina, pero se trabaron
en luchas contra tribus árabes. Al año siguiente volvió su atención hacia
Judá: Joacim había muerto antes de su llegada, y su hijo Joaquín estaba en el
trono. Tomó Jerusalén el 2 de Adar (aproximadamente el 16 de marzo) del 597
a.C., envió cautivo a Joaquín a Babilonia con 10.000 de los ciudadanos más
distinguidos (vs 8-16), entre los cuales estuvo el profeta Ezequiel (Ez. 1:1,
21, 33:21), y puso a Sedequías, tío de Joaquín, como rey de Judá. (2 R 24:17).
Cuando varios años más tarde el nuevo rey se rebeló, los babilonios regresaron
y tomaron la ciudad después de un sitio de más de 2 años, en el año 19º de
Nabucodonosor, o sea, el verano (hemisferio norte) del 586 a.C. Destruyeron
Jerusalén y el templo, y deportaron a Babilonia a la mayoría de la población
quedaba (2 R. 25:8-11). También destruyó la Tiro continental después de un
sitio de 13 años (Ez. 26:1-28:19). Una inscripción fragmentaria menciona una
campaña militar contra el faraón Amasis de Egipto, en el año 37º del reinado de
Nabucodonosor (Jer. 42:7-18; Ez. 29:17-21).

ESTATUA DEL SUEÑO DE NABUCODONOSOR

Dn. 1-4 describe la experiencia de Daniel bajo Nabucodonosor y cuenta cómo el
rey llegó a conocer la religión hebrea y al Dios verdadero. La dolencia mental
que afectó al monarca durante 7 años sólo se conoce por la Biblia (Dn. 4), ya
que los oficiales de la corte rara vez registraban esas desgracias. Sin
embargo, es posible que una tableta cuneiforme fragmentaria del Museo
Británico, publicada en 1975, se refiera a ella, porque dice del rey que "la
vida parecía no tener valor para" sí, que "no mostraba amor por su hijo y por
su hija", y que "la familia y el clan [ya] no existen" para él. Cuando murió
(562 a.C.), lo sucedió en el trono su hijo Amel-Marduk, el Evil-merodac de la
Biblia. Acerca de la extensa actividad constructora de Nabucodonosor en su
capital, véase Babilonia y la fig 297.

Bib.: D. J. Wiseman, Chronicles of Chaldaean Kings [Crónicas de los reyes
caldeos] (Londres, 1956); FJ-AA i.135-138; i.21; ANET 308; A. K. Grayson,
Babylonian Historical-Literary Texts [Textos histórico-literarios babilónicos]
(Toronto, 1975), pp 88-92. 823

Concordancia Biblica: Nabucodonosor

Triunfa en Carquemis,
  • 2 Reyes 24:7
  • Jeremias 46:2
  • conquista a Juda,
  • 2 Reyes 24:10-13
  • 2 Reyes 25:1-10
  • 2Ch_36:6-21
  • Jeremias 39:1-8
  • 52:1-27 lleva cautivo al pueblo,
  • 2 Reyes 24:14-16
  • 2 Reyes 25:11-21
  • Jeremias 39:9-10
  • Jeremias 52:28-30
  • proteje a Jeremias,
  • Jeremias 39:11-14
  • busca revelacion de sus sueños,
  • Daniel 2:1-13
  • Daniel 4:4-18
  • erige una estatua de oro,
  • Daniel 3:1-7
  • es castigado por su orgullo,
  • Daniel 4:31-33
  • recobra la razon,
  • Daniel 4:34.

  • Comentarios