Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Mercado

(gr. generalmente agorá).

Las ciudades orientales del tiempo del AT usualmente no tenían lugares
específicos para el mercado. El espacio libre cercano a la puerta,* dentro de
los muros, servía, en la mayoría de los casos, no sólo para los tribunales de
justicia sino también como lugar para el mercado (2 R. 7:1). Sin embargo,
algunas tenían bazares: grupos de negocios o calles a cuyos lados los había.
Está documentada la existencia de ellos en Damasco y Samaria (1 R. 20:34). Con
la difusión de la cultura helenística, en el Oriente se introdujeron lugares
para mercados (c s IV a.C.). Estos eran espacios abiertos, comparables en
cierta forma, a las plazas modernas. Su función primaria era la compra y la
venta de mercaderías y bienes, pero también se las usaba para otros fines. La
gente se reunía allí (Mt. 23:7) para escuchar a los oradores, o discutir de
política u otros temas (Hch. 17:17); los niños se sentaban allí o usaban el
mercado como plaza de juegos (Mt. 11:16, 17); y los trabajadores acudían al
lugar para que alguien los contratara (20:3). Cada ciudad tenía un
superintendente a cargo del mercado (2 Mac. 3:4). Herodes Agripa I tuvo este
cargo en la ciudad de Tiberias antes de ser rey. Se han excavado mercados
antiguos del período de la Palestina belenística en los pueblos de Marissa y
Samaria. Siendo palestinos, no difieren en disposición y apariencia de los de
las ciudades griegas o los del Asia Menor occidental, las patrias de la cultura
helenística (figs 53, 137).

Concordancia Biblica: Mercado

  • Juan 2:16 hagais de la casa de mi Padre casa de m

  • Comentarios