Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Madianitas

(heb. midyân).

Descendientes de Madián, hijo de Abrahán y de Cetura (Gn. 25:2, 6). Fueron un
pueblo nómade del desierto que tenían gran número de camellos (Nm. 10:29-31;
Is. 60:6; Hab. 3:7). Cinco familias tribales descendieron de Madián (Gn. 25:4;
cf Nm. 31:8). La caravana a la que los hermanos de José lo vendieron estaba
formada por ismaelitas y madianitas, que venían de Galaad con mercadería para
Egipto (Gn. 37:25, 28, 36). El suegro de Moisés y su cuñado eran madianitas
(Ex. 3:1; Nm. 10:29-31). Cuando los israelitas acamparon cerca del Jordán,
antes de cruzar a Palestina occidental, los madianitas se unieron con los
moabitas para seducir a los israelitas y llevarlos a la idolatría y a la
licencia. En consecuencia, Moisés hizo guerra contra ellos, y mató a sus 5
reyes y a muchos de su pueblo (Nm. 22:4-6; 25:1-18; 31:1-12). De Jos. 13:21
sabemos que los reyes madianitas habían sido aliados de Sihón, el rey amorreo
de Hesbón, que también había sido derrotado por los israelitas bajo Moisés. En
el período de los jueces, los madianitas, los amalecitas y otros pueblos
orientales invadieron Palestina y cubrieron el país con sus rebaños y carpas.
Oprimieron a los hebreos por 7 años, apropiándose de sus cosechas y produciendo
mucha miseria en la población. Finalmente, Dios levantó a Gedeón, que, con un
pequeño grupo de hombres valientes, destrozó a sus opresores en una batalla en
la llanura de Jezreel. Persiguió al resto 735 hasta muy al interior de
Transjordania, su patria. Sus príncipes -Oreb, Zeeb, Zeba y Zalmuna- fueron
capturados y muertos (Jue. 6-8; Sal. 83:9-11; Is. 9:4; 10:26). Aunque los
madianitas siguieron existiendo, puesto que más adelante se los menciona
nuevamente (ls. 60:6: Hab. 3:7), nunca más volvieron a ser una amenaza para los
israelitas. Véase Ragüel.


Comentarios