Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Laodicea

(gr. Laodíkeia, quizá "corte [de justicia] del pueblo", "juicio justicia] del
pueblo" o "un pueblo juzgado").

Importante ciudad del oeste del Asia Menor, en Frigia. Estaba situada sobre el
borde del valle del río Lico, tributario del Meandro, en medio de montañas que
oscilan entre 2.440 y 2.750 m de altura. Probablemente fue fundada por Antíoco
II (261-246 a.C.), que en homenaje de su hermana y esposa, Laodice, le puso ese
nombre y la pobló con sirios y judíos transplantados de Babilonia. La ciudad
no alcanzó importancia hasta que formó parte de la provincia romana de Asia,
organizada en el s II a.C. Fue famosa en los tiempos del NT como centro
comercial de una lana negra brillante y de ropas fabricadas localmente con
ella, artículos que eran exportados a muchos países. También muy conocido en
todo el mundo oriental era su "polvo frigio", medicinal, para la vista. Mapa
XX, B-4.

La ciudad se consideraba a sí misma tan rica que cuando un terremoto la
destruyó en el 60 d.C., sus habitantes, a diferencia de los de otras ciudades,
rechazaron la ayuda de Roma y la reconstruyeron con sus propios recursos.

La ciudad cambió de manos varias veces en los siglos siguientes, y fue
finalmente destruida por los turcos en el s XIII. Desde ese tiempo permaneció
en ruinas, y ha hervido de cantera para obtener materiales de construcción
para la vecina ciudad de Denizli. El sitio lleva el nombre de Eski Hissar, que
significa "castillo 698 viejo". Las ruinas quedaron sin explorar hasta que una
expedición de la Université Laval, de Quebec, Canadá, excavó el antiguo
Nynfaeum desde 1961 hasta 1963. Se descubrió que esta estructura fue destruida
por un terremoto en el s V d.C. Parte de ella fue convertida en una casa
cristiana de adoración, mientras otras partes siguieron al servicio de los
ciudadanos de Laodicea.

304. Hileras de asientos sin excavar en el antiguo teatro de Laodicea.

Una iglesia cristiana existía en la ciudad cuando Pablo escribió su epístola a
los Colosenses (c 62 d.C.), pero el apóstol aparente mente nunca estuvo antes
en ella (Col. 2:1). Es posible que Epafras, nativo de la vecina Colosas, haya
sido el fundador del cristianismo en esa región (1:7; 4:12). Una carta de
Pablo llegó a los laodicenses al Mismo tiempo que la carta a los colosenses
(4:16). Aquella carta se perdió, así como otras epístolas del apóstol (cf 1
Co. 5:11). Desde el tiempo de Marción (c 150 d.C.) se ha sugerido con
frecuencia que la epístola a los Efesios es la perdida carta a los laodicenses,
porque las palabras "en Efeso" (Ef. 1:1) tienen poca atestación en los
manuscritos. Una carta apócrifa de Pablo a los laodicenses del s IV d.C., que
existe en traducciones latina y árabe, está compuesta por una mezcla de pasajes
de Gálatas y Efesios.

305. Ruinas de Laodicea

Una de las 7 cartas a las iglesias en el Apocalipsis está dirigida a la de
Laodicea (Ap. 3:14-22). Las reprensiones contenidas en ella indican que su
condición espiritual no era buena. Las referencias a la riqueza, el colirio y
la ropa blanca tienen su explicación en la historia de la ciudad, su
importancia económica, su orgullo y su producción industrial.

Bib.: S. E. Johnson, BA 13 (1950):1-18; P-W 2:2455; CBA 7:105, 106, 227,
777-779.

Concordancia Biblica: Laodicea

  • Colosenses 2:1
  • Colosenses 4:13-16
  • Apocalipsis 1:11
  • 3:14.

    Comentarios