Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Joás

(heb. Yôâsh, y Yehôâsh [ 1, 2, 4, 6-8], quizá "yahweh ha dado" o "dado por
Yahweh"; también aparece en las Cartas de Laquis; heb. Yô{âsh [3, 5], tal vez
"Yahweh ha ayudado [sostiene]"; también aparece en óstracas de Samaria).

1. Padre de Gedeón (Jue. 6:11). Aunque su nombre implica la adoración de Yahweh,
tenía un altar a Baal y un objeto de culto de Asera, lo que indicaba que
adoraba a esas deidades (6:25). Cuando su hijo Gedeón destruyó el santuario
pagano de adoración, los vecinos idólatras amenazaron de muerte a Gedeón, pero
Joás defendió a su hijo diciéndoles que su dios Baal se debía defender por sí
mismo (vs 27-32).

2. Octavo gobernante del reino sureño de Judá. Reinó 40 años (c 835-c 796 a.C.).
En el 841 a.C., cuando apenas era un niño, su padre Ocozías fue asesinado por
el rey Jehú de Israel. Entonces Atalía, la madre de Ocozías se apoderó del
trono después de asesinar a todos los hijos de Ocozías menos un hijo pequeño,
que fue salvado sólo porque la hermana de su padre, Josaba, esposa del sumo
sacerdote Joiada, lo sacó furtivamente y lo ocultó (2 R. 11:1-3; 2 Cr.
22:10-12). En el 7º año del reinado de Atalía, Joiada presentó al joven
príncipe a los oficiales del ejército y consiguió su apoyo para destronar a
Atalía y poner como rey a Joás. Bajo la protección del ejército se puso en
marcha el plan y el niño fue proclamado rey en el templo. Atalía, atraída por
las aclamaciones, se dirigió a ese lugar, pero luego fue muerta (2 R. 11:4-16;
2 Cr. 23:1-15).

Joiada se puso de inmediato a restaurar la adoración de Dios y a destruir el
templo de Baal. Cuando el joven rey llegó a la adultez, reparó el templo, que
ya tenía unos 150 años de existencia, pero dejó que los lugares altos
continuaran como lugares de adoración (2 R. 11:17-12:16; 2 Cr. 23:16-24:16).
Sin embargo, después de la muerte de Joiada, el rey cambió considerablemente y
llegó a adorar a Asera y otros ídolos. Reprendido por el hijo de su protector,
Zacarías, ordenó que lo apedrearan (2 Cr. 24:17-22; cf Lc. 11:51). También
sufrió una seria derrota militar cuando Hazael de Damasco invadió Judá después
de tomar la ciudad filistea de Gat. Pudo tranquilizar a los arameos
entregándoles todos los tesoros del palacio y del templo (2 R. 12:17, 18; 2 Cr.
24:23, 24). Poco después de su derrota fue asesinado en su cama por 2 de sus
propios cortesanos (2 R. 12:20, 21; 2 Cr. 24:25, 26). Fue enterrado en la
ciudad de David, pero no en las tumbas reales. Su hijo Amasías lo sucedió en
el trono.

3. Hijo del rey Acab de Israel (1 R. 22:26; 2 Cr. 18:25). 646

4. Decimotercer rey del reino norteño de Israel (si se incluye a Tibni en la
lista). Joás sucedió a su padre, Joacaz, como el 3er, rey de la dinastía de
Jehú, y gobernó 16 años (c 798-c 782 a.C.). Retuvo la adoración nacional de
los becerros de Jeroboam, pero fue un admirador de Eliseo, de quien recibió la
promesa de que derrotaría a los arameos (2 R. 13:10-19). Fue un guerrero de
éxito, y en 3 campañas contra Ben-adad III recuperó los territorios de la
Transjordania que su padre había perdido (v 25). Parece que al principio sus
relaciones con Judá habrían sido cordiales, porque cuando Amasías preparó una
campaña contra los edomitas, puso un gran ejército de israelitas al servicio
del rey de Judá. Sin embargo, antes de iniciar la campaña, Amasías los envió
de vuelta por consejo de un profeta. Esto ofendió a los soldados israelitas,
quienes, como venganza, asolaron la sección noroeste del reino de Judá (2 Cr.
25:5-10, 13). Después que Amasías regresó victorioso de la campaña edomita,
declaró la guerra a Joás de Israel, quizá en un intento de vengarse por el daño
hecho por los soldados israelitas. El rey Joás se sintió molesto y fue a
batalla contra el reino del sur con mucha vacilación, describiendo con
desprecio el enfrentamiento por medio de la parábola del cedro y el espino (2
R. 14:8-10; 2 Cr. 25:17-19). En la batalla de Bet-semes, Amasías fue
derrotado, y el victorioso Joás saqueó Jerusalén y rompió unos 400 codos del
muro de la ciudad antes de retirarse con su botín y sus rehenes (2 R. 14:11-14;
2 Cr. 25:20-24). Una estela de Adad-nirari III (810-782 a.C.) descubierta en
Tell er-Rimah, Irak, enumera a "Joás el samaritano" entre los reyes extranjeros
que pagaron tributo al rey asirio. Que fuera capaz, evidentemente, de vivir en
paz con los asirios, lo fortaleció en su tierra y le dio libertad para luchar
con éxito contra sus vecinos. Hay evidencia de que su hijo, Jeroboam II,
estuvo asociado con él en el trono por unos 11 años. Joás fue enterrado en las
tumbas reales de Samaria (2 R. 14:16). Véase Cronología (V, B).

Bib.: S. Page, Iraq 30 (1968):139-153.

5. Descendiente de Judá, de la familia de Sela (1 Cr. 4:22).

6. Benjamita de la familia de Bequer (1 Cr. 7:8).

7. Benjamita de Gabaón que se unió a David en Siclag (1 Cr. 12:3).

8. Supervisor de los almacenes de aceite de David (1 Cr. 27:28).

Concordancia Biblica: Joas

rey de Juda
  • 2 Reyes 11:2-12
  • 2Ch_22:11-24.

  • Comentarios