Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Forastero-a

(heb. generalmente gêr,"residente extranjero"; zâr, "un extraño", "diferente" o
s"uno que no pertenece a la comunidad"; nêkâr y nokrî [del verbo nâkar, "actuar
como un extraño", "disfrazarse"], "extranjero"; gr. generalmente xénos,
"extraño", "extranjero"; allótrios, "extraño", "no propio", "perteneciente a
otro").

En el AT un/una forastero/a o viajero/a es generalmente quien, por causa de
alguna desgracia (guerras, hambrunas, plagas o acto criminal) ha sido forzado/a
a dejar su lugar de residencia original, o su tribu, y a buscar refugio en otra
parte (cf Gn. 15:13; Ex. 2:22; 20:10; 23:9; Lv. 25:47; etc.). En los tiempos
antiguos, cuando los viajes y los cambios de residencia eran mucho menos
comunes que ahora, sólo las circunstancias más inusuales llevarían a una
persona a dejar a su gente e irse a vivir en otra parte y, en consecuencia,
un/una forastero/a podía ser considerado con sospecha. Durante el reinado de
Salomón había 153.600 extranjeros en Israel 2 Cr. 2:17). Si el "extranjero" o
"forastero" necesitaba ayuda y protección, los israelitas, de acuerdo con la
ley de Moisés, debían ayudarle (véase Lv. 19:33, 34; Dt. 10:18, 19). Si era
pobre, debía gozar de los mismos privilegios que los pobres de Israel (Dt.
24:19, 20), pero si era esclavo no podía salir libre el año del jubileo, como
ocurría con el esclavo hebreo (Lv. 25:45, 46). El forastero o extranjero no
era un ciudadano, pero gozaba de ciertos derechos inalienables (Ex. 22:21;
23:9). Los mismos hebreos habían sido forasteros o extranjeros en la tierra de
Egipto, por lo que debían tener compasión y no oprimir al extraño que estuviera
entre ellos (23:9). El forastero estaba sujeto a las leyes de la tierra (Lv.
16:29; 17:10; 18:26; 20:2; 24:16), pero no podía participar de ciertos ritos
religiosos, a meno s que se circuncidara, con lo que era considerado un
israelita (Ex. 12:43-49) y podía practicar otros ritos (Lv. 17:8, 15; Nm.
15:14, 29; 19:10; 35:15; Dt. 16:11-14). Los amonitas y los moabitas no debían
ser admitidos como ciudadanos ni si se circuncidaban (Dt. 23:3). En ciertos
casos de impureza ritual el forastero se debía purificar con los mismos ritos
exigidos a los hebreos (Lv. 17:15; Nm. 19:10).

La connotación técnico-legal de la palabra "forastero" o "extranjero" en el AT
no se transfiere al uso en el NT. En el NT la palabra tiene un sentido más
general. En Hch, 2:10 los "forasteros romanos" (BJ) eran "judíos y prosélitos"
que vivían en Roma, o sencillamente "visitantes romanos" en Jerusalén. En
general, un forastero era simplemente una persona desconocida (Mt. 25:35, 38,
43, 44; Lc. 24:18; Jn. 10:5). Véanse Cautividad; Extranjero. 460

ÁRBOLES

461

(contin...) ÁRBOLES

462

ESPECIAS



(AROMÁTICAS, COMESTIBLES Y MEDICINALES)

463

PLANTAS Y GRAMÍNEAS

464


Comentarios