Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Extranjero

Alguien que es un extraño o un forastero.* Se debería notar que parece haber
una distinción entre los vocablos hebreos y griegos que se verán a
continuación. Una clasificación amplia nos diría que: o (1) designa a alguien
de cualquier raza que está viviendo como un extraño a cierta distancia de su
tierra natal (tal parece ser el caso en 1 P. 1:1, donde el vocablo gr.
parepídmos se referiría tanto a judíos como a gentiles* residiendo en el
extranjero o fuera de Palestina); o (2) se refiere a los "gentiles", en cuyo
caso se trata de un miembro de cualquier raza que no sea la judía, no
importando el lugar.

En el AT los vocablos hebreos se refieren a diversos extraños: 1. Nokrî,
"extraño", "extranjero", "forastero" (Dt. 15:3; 23:20; 1 R. 8:41; Neh. 13:26;
Pr. 20:16; Abd. 11). Nokrî no necesariamente designa a un no judío, sino
simplemente a una persona o un objeto que es distintivamente extraño a la
localidad. Era el extranjero de paso en Israel, sin obligaciones legales ni
religiosas, y sin otros derechos que los de la hospitalidad y del sentido de la
convivencia. Sin embargo, cuando lo usaban los hebreos por lo general se
refería primariamente a los no hebreos, ya sea a quienes permanecieron en
Canaán después de la conquista israelita a los que luego se establecieron allí.
Rut la moabita se designa a sí misma con este término (Rt. 2:10); a Itai el
geteo, un filisteo, se lo califica con el mismo vocablo (2 S. 15:19); y las
esposas extranjeras de Salomón son descriptas con igual palabra (1 R. 11:1).
2. Ben nêkâr, literalmente "hijo de un país extranjero". Se lo usa
frecuentemente como un sinónimo de nokrî (Gn. 17:12; Ex. 12:43; Is. 56:3, 6;
etc.). 3. Zâr, "extraño", "ilegal", "extranjero" (Ez. 7:21; 11:9; 28:10;
etc.). Esta palabra aparece a menudo como equivalente de nokrî, pero contiene
la implicación adicional de que la persona así designada es una "intrusa" (Lv.
22:10) que no debe esperar participar de los privilegios de la comunidad o
clase; tiene una connotación de hostilidad. 4. Tôshâb, "morador o residente
temporal", "transeúnte", "residente" (Ex. 12:45). Aunque la palabra se refiere
al estado más o menos arraigado del individuo involucrado, implica que el hogar
original de la persona era otro (Gn. 23:4; Lv. 25:35, 40, 47; etc.). 5. Gêr,
alguien que junto con el tôshâb podía ser recibido en la comunidad israelita y
gozar de muchos de sus privilegios (Dt. 10:18; Lv. 19:33; etc.). Era alguien
que vivía en tierra israelita, donde había fijado su residencia; estaba
religiosamente incorporado.

En el NT, la palabra "extranjero" es expresión de los siguientes vocablos
griegos: 1. Pároikos (Ef. 2:19; 1 P. 2:11; cf su uso en Hch. 7:6, 29). El
término no sólo se refiere a quienes eran extraños dentro de una comunidad 431
dada, también implica (como tôshâb) que mantenían una residencia más o menos
permanente en el lugar. Tales individuos, como originarios de una ciudad
remota, no podían pretender tener todos los derechos y privilegios que le
pertenecían naturalmente a los ciudadanos locales; pero podían vivir y
administrar los negocios con la venia de la población local. 2. Alloguenes
(Lc. 17:18). 3. Bárbaros, "no griego", "extranjero", "alguien que habla lengua
extraña" (1 Co. 14:11). 4. Héteros, "otro", "diferente", "(un) extraño"; de
aquí "extranjero" (1 Co. 14:21). 5. Xénos, "forastero" (Hch. 17:21). En Ef.
2:12,19 los extranjeros son los no judíos.


Comentarios