Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Darío

(heb. y aram. Dâreyâwesh, "dueño [señor]"; Darío es la ortografía latinizada
del equivalente gr. del nombre real de la Persia del AT, D~rayava[h]ush,
escrito Dârîyâwush en los textos bab.).

Nombre de 3 reyes persas: 2 se mencionan en la Biblia, y uno es el gobernante
llamado Darío el Medo, todavía no identificado con certeza con algún gobernante
de los documentos contemporáneos de la antigüedad.

1. Darío I Histaspes, o Darío el Grande, rey de Persia (522-486 a.C.).

Por su padre Histaspes, Darío pertenecía a la familia aqueménida, a la que
también pertenecieron Ciro y su hijo Cambises, aunque éstos eran de otra rama
de la misma familia. Cuando Cambises estuvo en Egipto, durante los últimos
años de su reinado, cierto Gaumata usurpó el trono pretendiendo ser Esmerdis o
Bardiya (el hermano de Cambises), quien había sido asesinado secretamente antes
que Cambises saliera para su campaña egipcia (525 a.C.). Cuando Cambises supo
de esta usurpación, salió de inmediato para Persia, pero en el camino, estando
en Siria, murió (julio del 522 a.C.), como resultado de un accidente o de un
suicidio, sin dejar heredero. Darío, un primo lejano de Cambises, de inmediato
salió para asegurarse el trono para sí mismo. Con algunos ayudantes, mató al
falso Esmerdis (septiembre del 522 a.C.) y asumió el trono. Sin embargo, tuvo
que pelear contra una cantidad de otros pretendientes y rebeldes durante varios
meses más antes que finalmente surgiera como el soberano indiscutido del
Imperio Persa. Dejó inscripto el relato de sus éxitos en 3 idiomas y
escrituras (persa, babilónico y elamita), acompañados por un relieve esculpido,
en una elevada pared de roca en el monte Behistún, que está sobre la carretera
principal entre Irán e Iraq. Esta inscripción trilingüe de Behistún, copiada
por Henry Rawlinson hace más de un siglo, llegó a ser la 1ª clave para el
desciframiento de la escritura cuneiforme que se usó en la antigua Asia
occidental (figs 22, 43, 51, 152, 415).

152. Darío I en su trono (relieve sobre un portal en Persépolis).

Darío demostró ser un gobernante fuerte y sabio. Fue tolerante hacia las otras
religiones y culturas, y promovió el conocimiento, la agricultura, la
forestación y la construcción de caminos. También levantó las ciudades de Susa
y Persépolis con sus palacios. Sin embargo, hizo una elección muy imprudente
al comenzar la guerra contra los griegos, que terminó en la derrota del
ejército persa en Maratón (490 a.C.) Esta batalla fue el comienzo de una serie
de derrotas que sufrieron los persas bajo los sucesores de Darío. Cuando Darío
llegó al trono, la construcción del templo de Jerusalén había sido suspendida
por el falso Esmerdis a causa de las quejas de sus vecinos celosos. Con el
cambio de gobierno, los judíos se animaron, y estimulados por los profetas
Hageo y Zacarías reiniciaron la construcción. Cuando el asunto fue llevado
ante Darío por el gobernador Tatnai que había visitado Jerusalén, el rey hizo
investigar el caso, y después de descubrir que los judíos tenían derecho legal
de reconstruir su templo, emitió un decreto que los favoreció aún más que el de
Ciro proclamado unos 18 años antes (Esd. 4:24-6:15). Una cantidad de
declaraciones y visiones proféticas de Hageo y Zacarías están fechadas con los
años del reinado de Darío (Hag. 1:1, 15; 2:1, 10; Zac. 1:1, 7; 7:1).

2. Darío el Persa (Neh. 12:22).

Probablemente Darío II (424/23- 405/ 04 a.C.), hijo y sucesor de Artajerjes* I.
Las varias listas de oficiales eclesiásticos dadas en el libro de Nehemías
parecen terminar en el reinado de este 304 rey. Muchos comentadores lo
identifican con Darío III (336-331 a.C.), derrotado por Alejandro Magno,
basándose en la comparación del Jadúa de Josefo con el Jadúa de Neh. 12:11 y
22. Sin embargo, tal identificación es muy insegura. Véase Persia.

Bib.: FJ-AJ xi.8.4, 5; CBA 3:375.

3. Darío el Medo, hijo de Asuero, desconocido bajo ese nombre excepto en
Daniel.

"Tomó el reino" de Belsasar a la edad de unos 62 años en el tiempo de la
conquista de Babilonia por Ciro (539 a.C.), y tuvo por lo menos un año de
reinado (Dn. 5; 31; 6:28; 9:1). Designó varios gobernadores, e hizo de Daniel
uno de sus 3 consejeros más íntimos (6:1-3). Engañado por los enemigos de
Daniel, proclamó un decreto que el estadista hebreo no podía obedecer, por lo
que fue forzado a arrojarlo a los leones, y quedó sumamente contento cuando su
consejero fue milagrosamente salvado (vs 4-27).

Diversos intentos modernos de identificar a este Darío dieron origen a varias
teorías, ninguna de las cuales está libre de dificultades. Una lo identifica
con Cambises, el hijo y sucesor de Ciro, quien gobernó con su padre por un
tiempo; otro, con Gobryas, el oficial de Ciro, quien realmente tomó la ciudad
de Babilonia y pudo haber gobernado el conquistado reino de Babilonia bajo Ciro
por un año. Otra explicación, bien plausible, es que Darío es otro nombre de
Ciajares II, el hijo de Astiages, que de acuerdo con el escritor griego
Jenofonte era tío y suegro de Ciro, y a quien éste pudo haber retenido
temporalmente como rey nominal para agradar a los medos. El hecho de que el
registro persa de la caída de Babilonia ante Ciro comienza con el reinado de
Ciro en Babilonia en forma inmediata, sin un reinado intermedio de Darío el
Medo, no contradice la narración bíblica. Evidentemente, Darío era
reconocido como gobernante en Babilonia por cortesía de Ciro, mientras que Ciro
realmente habría tenido el poder (Is. 45:1). Era natural que Daniel, en
contacto directo con Darío, hablara de él como del "rey" y mencionara su
"primer año" (Dn. 9:1). Parece evidente que debemos considerar el año de
ascensión al trono y el 1er año de Darío el Medo como coincidentes con el mismo
año de Ciro. La falta de evidencias concluyentes acerca de la identidad de
Darío el Medo no debe llevarnos a dudar de las declaraciones bíblicas
concernientes a este gobernante, porque hallazgos futuros pueden aclarar el
problema, como la arqueología ya lo ha hecho con Belsasar,* que había intrigado
a historiadores anteriores. Para un estudio completo acerca de este Darío,
véase CBA 4:841-844.

Concordancia Biblica: Dario

el persa
  • Ezr_5:5 que el asunto fuese llevado a D
  • Ezr_6:1 el rey D dio la orden de buscar en la casa
  • Hag_1:1 en el año segundo del rey D, en el mes
  • Zec_1:1 en el octavo mes .. de D vino palabra

  • Comentarios