Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Candelabro

(heb. menôrâh; aram. nebresha; gr. lujnía, literalmente "portalámpara").

Soporte para sostener una o más lámparas. Como la fuente de luz eran lámparas
y no velas o candelas, sería mejor decir "candelabro" y no "candelero". Si
bien se lo menciona en relación con el tabernáculo* (Ex. 25:31), el templo* (1
R. 7:49), un palacio (Dn. 5:5), la vida doméstica (Mt. 5:15) y la simbología
(Ap. 1:12), en este artículo sólo consideraremos el candelabro del santuario
terrenal.

El primer candelabro hecho para el tabernáculo era de oro martillado, consistía
de una base y un eje principal del que salían otras 6 ramas, y estaba ubicado
en el lado sur del primer departamento del tabernáculo (Ex. 25:31-40; 40:24).
Las lámparas se alimentaban con aceite puro de oliva y permanecían encendidas
toda la noche (Ex. 27:20, 21; Lv. 24:2-4; Josefo dice que 3 de las lámparas
quedaban 199 encendidas durante el día). Salomón reemplazó el único candelabro
por 10; 5 de cada lado del santuario de su templo (1 R. 7:49; 2 Cr. 4:7).
Nabucodonosor los llevó a Babilonia (Jer. 52:19) y aparentemente no fueron
devueltos a Jerusalén en tiempos de Ciro, porque el templo de Zorobabel habría
contenido sólo un candelabro (que Antíoco IV Epífanes se llevó después de
profanar el templo; 1 Mac. 1:20, 21). Judas Macabeo mandó hacer otro (4:49),
pero en el templo de Herodes fue reemplazado por uno mucho más grande. Se
apoderaron de él los romanos en el 70 d.C. y fue llevado en la procesión
triunfal de Tito, como lo muestra el relieve en el Arco del Triunfo (fig 110).
El candelabro permaneció en Roma hasta que los vándalos lo transportaron a
Cartago en el 455 d.C. Belisario lo llevó a Constantinopla (534 d.C.), y más
tarde fue restituido a Jerusalén por el emperador Justimano. Probablemente fue
llevado al oriente por los persas, cuando saquearon Jerusalén (614 d.C.).
Desde entonces no se sabe nada más de él.

110. Relieve sobre el Arco del Triunfo de Tito donde se ve el candelabro de 7
brazos, la meza de los panes de la proposición, 2 tronpetas y un ángulo del
templo de Jerusalén.

Como la arqueología no encontró algún candelabro de 7 brazos de los tiempos del
AT -sólo lámparas de una fuente con 7 bocas para las mechas-, muchos creen que
el candelabro del tabernáculo y del templo de Salomón no se parecían al del
templo de Herodes. Sin embargo, la descripción de Ex. 25:31-37 especifica 7
brazos. Este llegó a ser un símbolo frecuente en el arte judío posterior,
grabado en los sarcófagos, las lápidas, los dinteles de las puertas y, muy
especialmente, las decoraciones en las sinagogas (de las cuales la de Dura
Europos sobre el Eufrates, del s III d.C., es uno de los ejemplos más
tempranos). Véase Lámpara.

Bib.: FJ-AJ iii.8.3; FJ-GJ, vii.5.5.


Comentarios