Diccionario Biblico


Diccionario Biblico: Caldeos-as

(heb. kasdîm; aram. kaÑdaîn; gr. jaldáios [todos términos transliterados del
ac. kaldu]).

1. "Ur de los caldeos" (Gn. 11:28, 31). Véase Ur 1.

2. Tribu de la baja Mesopotamia emparentada con los arameos. Aparecen por primera
vez en los registros asirios del tiempo de Asurnasirpal II (884-859 a.C.), los
que muestran que fueron los fundadores de varias tribus, de las cuales la más
conocida era la de Bît-Yakin (establecida en la margen occidental del Tigris,
cerca del Golfo Pérsico), que continuamente amenazaba a Babilonia. Los caldeos
tuvieron éxito varias veces en lograr el control de Babilonia antes de fundar
el Imperio Caldeo. Por ejemplo, como rey de Babilonia se erigieron Ukinzer
(732/31-729 a.C.) y 2 veces Marduk-apalidina (el Merodac-baladán de la Biblia;
721-710/09 y 703-702 a.C.). Nabopolasar (626-605 a.C.), el fundador del
Imperio Neobabilónico, era caldeo. Cuando la Biblia habla de la nación caldea
o los caldeos (cƒ 2 R. 24:2), se refiere a este Imperio Neobabilónico o Caldeo
(Jer. 21:4; Ez. 1:3; etc.).

Bib.: R. P. Dougherty, The Sealand of Ancient Arabia [Las tierras marítimas de
la antigua Arabia] (New Haven, Conn., 1932).

3. Nombre que se daba a los eruditos, hechiceros, astrólogos y magos del Imperio
Neobabilónico (Dn. 2:2, 4, 5; etc.). Como los caldeos (1:4) ocupaban todos los
altos cargos, incluyendo el sacerdocio, el nombre étnico habría llegado a ser
la designación del trabajo y del cargo sacerdotales, los que incluían las artes
de la adivinación. El término caldeo, con este sentido, no sólo se encuentra
en Daniel sino también en las obras de Herodoto, Estrabón y Diodoro Sículo, y
en las inscripciones de Palmira.


Comentarios