Diccionario Biblico




Diccionario Biblico: Anciano

(heb. 5âqên, literalmente "barbudo"; gr. presbúteros).
En el AT la palabra designa a una persona de cierto nivel oficial o cargo entre sus 
hermanos, como cabeza de fammilia, casa o tribu (Gn. 50:7; Ex. 3:16, 2 S. 5:3); 
también describe a los miembros de una sociedad considerados sabios y venerables 
en virtud de su edad y conocimientos (el vocablo no necesariamente implica mucha 
edad, pero sí madurez y experiencia; 1 S. 24:13; Is. 3:2, 5; etc.).
Dios instruyó a Moisés para que eligiera 70 ancianos que le ayudasen en la gran 
responsabilidad de gobernar Israel (Nm. 11:16, 17); fueron hombres preparados 
especialmente por Dios para hacer esa obra (vs 24-26).  Además, en caso de que 
toda la nación pecara, los ancianos debían representarla en la expiación (Lv. 4:13-
15).  Cada ciudad tenía su grupo, con ciertas responsabilidades civiles y religiosas 
(Ex. 12:21; Dt. 19:11, 12; Rt. 4:2, 4, 9, 11; etc.), y, en ciertos casos, tenían que 
responder por toda la ciudad (Dt. 21:1-9).  Evidentemente los ancianos de otros 
pueblos antiguos tenían responsabilidades semejantes a las de los ancianos de Israel 
(Nm. 22:4; Jos. 9:3, 4, 11), pero éstos conservaron un lugar de importancia incluso 
después que la nación era gobernada por reyes (1 R. 8:1; 20:7, 8; 2 Cr. 5:2), y 
retuvieron esa posición por algún tiempo (Esd. 5:9; Ez. 8:1; Jl. 1:14; Mt. 26:47; 
27:1; Mr. 8:31; Lc. 7:3; Hch. 4:8).
La palabra "ancianos" se aplica por 1ª vez a un miembro de la iglesia cristiana en 
Hch. 11:30, donde se hace referencia a ciertos dirigentes de Judea.  En Hch. 15:2, 4, 
6 se menciona a los ancianos por separado de los apóstoles, y aparentemente había 
más de uno en cada iglesia (14:23; Tit. 1:5).  Si se comparan los vs 17 y 28 del cp 
20, se verá que los términos presbúteros y epískopos -que generalmente se traduce 
por "obispo", pero que literalmente significa "supervisor"-, se usan como sinónimos.  
Es decir, los obispos y los ancianos debían tener las mismas cualidades (1 Ti. 3:2-7; 
Tit. 1:5-9).  Cuando Pedro escribió a las iglesias del Asia Menor (1 P. 1:1), amonestó 
a los ancianos a cuidar de los que estaban bajo su supervisión, no por fuerza sino 
voluntariamente; no cumplir su cargo por ganancia personal o con una actitud 
dominante (5:1-4).  Algunas de sus funciones eran: predicar y enseñar (1 Ti. 5:17), 
pastorear (Hch. 20:28), administrar (Tit. 1:6-9), ungir a los enfermos y orar por ellos 
(Stg. 5:14, 15).
Entre los símbolos del Apocalipsis aparecen 24 ancianos.  Se los presenta sentados 
sobre 24 tronos que rodean el trono de Dios, vestidos de ropas blancas y con coronas 
de oro (Ap. 4:4).  Se unen a los "cuatro seres vivientes" en alabanza y adoración a 
Dios (vs 8-10; 11:16; 19:4).  En otra ocasión se los presenta con incensarios de oro y 
arpas, cantando un cántico nuevo (5:8, 9).  La información bíblica es insuficiente para 
identificarlos fehacientemente, en especial a la luz de evidencias textuales que indican 
que se debe leer "los" en vez de "nos" en el v 10, y que hay dudas sobre el "nos" del 
v 9 (CBA 7:783,784,789).
Véase Obispo.

Comentarios