Diccionario Biblico




Diccionario Biblico: Almendro-a

(heb. shâqêd, "quien despierta",  "vigilante" [del verbo shâqad, "estar despierto", 
"velar"]; y lûz).  
Árbol de hermosas flores, miembro de la familia del duraznero.  Sus flores blancas o 
débilmente rosadas aparecen ya en enero, mucho antes que las flores de otros 
árboles.  Como anticipo de la primavera, se lo llegó a conocer como el árbol que 
"despierta".  Alcanza una altura de 3 a 5 m, y se lo valora por su aceite delicado.  Las 
hojas, que aparecen algo más tarde que las flores, son largas y  lanceoladas, con 
bordes aserrados y extremo agudo.  Su conocida semilla está encerrada en una 
cáscara dura, cubierta por una piel gruesa y aterciopelada.  Aunque por su forma y 
sus flores el árbol se parece a los durazneros, la fruta no tiene la pulpa carnosa de los 
duraznos (fig 14).
Posiblemente en los tiempos patriarcales no se conocía en Egipto, porque Jacob envió 
almendras como regalo (Gn. 43:11). Dios instruyó a Moisés que hiciera el candelero 
de 7 brazos con la forma de ramas de almendro con sus flores (Ex. 25:33, 34; 37:19, 
20).  La vara de Aarón brotó, floreció y produjo almendras maduras (Nm. 17: 2, 3, 
8).  Se cree que el "almendro" de Ec. 12:5 representa la cabeza canosa de un 
patriarca, porque las flores, vistas a la distancia, tienen el aspecto blanco de la nieve.  
El Señor usó este árbol como símbolo de su cuidado vigilante sobre su palabra en la 
primera visión de Jeremías (1:11, 12).  En Gn. 30:37, la RVR traduce lûz por 
"avellano", pero esta traducción no tiene apoyo. Véase Luz.
Bib.: PB 35-38.

Comentarios