Diccionario Biblico Gratis creado para ser la primer Enciclopedia Biblica participativa en español.
Diccionario Biblico


Vida-Eterna


doctor en filosofia y ciencia.. Click aquí para leer Vida-Eterna.



Twitter WikiCristiano

Diccionario biblico: Vida-Eterna

LAS CATEGORIAS UNIVERSALES DE DIOS

 

Señores científicos, intelectuales, pensadores, teólogos, matemáticos, biólogos, químicos, físicos, literatos, filósofos, historiadores, astrónomos, sociólogos y políticos. Les representare una de las imágenes del pensamiento. De una manera científica, intelectual y espiritual. Con el fin de que a través del entendimiento de unas cuantas verdades reveladas por Dios a los hombres lleguen a ser sabios. Pero les haré una advertencia. Si después de leerla, desean analizar y entender este tratado. Están en buena hora invitados a participar de la poderosa elocuencia que dejare fluir en este ensayo. Para ello es necesario ser un pensador diestro. Quien no lo sea, es conveniente que se retire y trate de aprender  aquellas cosas que lo acerquen a tal condición. Entremos en materia. Advertencia: hoy sobre la tierra de los vivientes me he sentado a reflexionar al lado de Dios. Y su santo espíritu me ha enseñado el alto grado de desorden al que nosotros los vivientes hemos llegado. Por esta razón mi maestro Jesucristo me ha encomendado la hermosa misión de aclarar las dudas generadas en el corazón de todos  los materialistas de la tierra. La iniciativa de mi rey ha sido generada por uno de los principios fundamentales que habitan en su ser. Este principio es el mayor de todos fundamentos espirituales que existen en el corazón de Dios .me refiero al “AMOR”. El espíritu santo de Dios es bueno, bello, santo y justo. Como consecuencia de su hermosura. Me ha referido que la multitud de los hombres santos a los cuales Dios les ha dado espíritu de ciencia menosprecian equivocadamente a todos los pensadores materialistas. Lo cual ha generado una de las peores consecuencias. Me refiero a la perdida de las almas de aquellos hombres por lo cuales Jesucristo entrego su vida. ¿A caso Jesucristo no entrego su vida por todos los hombres? ¿A caso los materialistas no poseen alma? ¿A caso si dedicáramos nuestro saber científico al amor de Jesucristo, no salvaríamos el alma de multitud de intelectuales? ¿No se sienten en la plena capacidad, para brindar razones filosóficas dignas que acerquen el alma de nuestros pensadores a la salvación de Jesús? Les hago la advertencia  Señores científicos, intelectuales, pensadores, teólogos, matemáticos, biólogos, químicos, físicos, literatos, filósofos, historiadores, astrónomos, sociólogos y políticos. Que si ustedes menosprecian esta obra que hoy escribo para todos ustedes, mi linaje por mano de Dios a nivel científico y en todas las esferas del conocimiento les reprocharan día a día la falta de moral con la que viven. Esto lo hago porque soy amigo del espíritu santo. Pues aun cuando soy infiel como todos los hombres. El me considera su amigo y yo también lo considero mi mejor amigo. No habrá materia que se me dificulte para recordarles cuanto Dios los ama y su intenso deseo de que ustedes aprendan de su gran sabiduría .con el fin de que lleguen al conocimiento de todas las causas. La moral es uno de los elementos preciosos que nosotros los hombres hemos perdido casi por completo. Ayúdenme por favor a llevar el conocimiento de Dios a los intelectuales más grandes de la tierra. Solo a si cubriremos multitud de pecados. La mayor sabiduría a la que pueden llegar los seres humanos es la santidad. Comparen la gran diversidad de virtudes que el hombre bueno puede llevar a la práctica. Las cuales se pueden aplicar para el mejoramiento de  sus almas. Y díganme si hay virtud más grande que la santidad. Cuando realicen aquel examen, Síganme de cerca ya que estoy muy próximo a realizar una poderosa indagación. Si ya lo han hecho señores pensadores. Abordemos nuestra futura reflexión y hagamos de ella un elemento digno de pensadores.

 

2007                                          José Orlando Melo Naranjo

 

El género es la esencia primitiva que origina el nacimiento de la especie. Por esta razón Consideramos a los géneros como el primer elemento de una especie. Conforme a esta máxima  podemos analizar en la naturaleza formada por Dios, Que el género de los animales es uno. El cual encierra a todos los animales de la naturaleza. Si decimos animal nos referimos a todas las especies de este individuo, es decir a todos los animales. Lo que no acontece con la especie de los animales, pues sabemos que existen varias. Ejemplo: la especie terrestre, la especie acuática, la especie aérea. Cada una de estas especies encierra un gran número de especies, las cuales a su vez se dividen formando simultáneamente una cadena evolutiva conforme al orden establecido por Dios. El género de la vida es uno solo, el cual abarca en la extensión de su infinidad varias especies de existencia. Es decir: cuando hablamos de vida nos referimos al género universal que encierra a la totalidad del conjunto, formado por todos los hombres, por todos los animales, por todas plantas, por todos Ángeles y por todas las almas.  Lo que no acontece cuando hablamos de la existencia de los hombres, de los animales, de las plantas, de los Ángeles y de las almas. Ya que cada una de estas existencias posee un fin diferente en su esencia primitiva. Lo que las determina a través de su sistema genético. El cual Dios ha formado mucho antes de que lleguen a la existencia. Después del padre del hijo y del espíritu santo, no se puede encontrar una existencia más bella y más armónica  que la del hombre. Puesto que es la única existencia privilegiada por Dios. Ya que los hombres participan de la conciencia, gracias a esta última pueden diferenciar el bien del mal. La conciencia de los hombres les permite apreciar que son los únicos seres creados por Dios a los cuales se les ha permitido conocer las demás existencias sin que estas conozcan la suya. Lo que se demuestra con los estudios que el hombre desarrolla acerca de la naturaleza de las cosas. Lo que no acontece con la naturaleza, Por la sencilla razón de que la naturaleza fue creada para los hombres y no los hombres para la naturaleza. De no ser así los hombres serian el objeto de estudio observado continuamente por los animales, las plantas, las cosas y los Ángeles. Cosa que no acontece en realidad continúa de la cual participamos. La lógica que se forma a partir de nuestra conciencia nos demuestra que nosotros los hombres somos los únicos seres pensantes y racionales a los que Dios ha destinado el entendimiento de las cosas espirituales. Esta es la razón inicial por la cual los hombres forman una de las concepciones mas precisas que pueden existir, me refiero a la concepción del alma. Puesto que la concepción mas elevada y digna que poseemos como especie humana, es la concepción que nos manifiesta la realidad de Dios.  Aquellos que dicen que provenimos del mono se contradicen a si mismos. Ya que no vemos a los monos observando el comportamiento del hombre para luego estudiarlo. A no ser que los científicos que afirman esta clase de paradojas se consideren un mono. Si provienen del mono deberían estudiarse a si mismos y no a los monos. Por lo tanto podemos concluir que no saben lo que dicen. Porque si lo supieran no buscarían afuera lo que creen tener a dentro. Es decir si creen tener el ADN de los monos deberían investigarse a si mismos por llevar las respuestas dentro de si. Y no investigar a fuera. Como investigan afuera de si mismos, podemos comprobar que se contradicen y no poseen una certeza real de lo que afirman con tanta seguridad. Esta clase de hechos no poseen una realidad lógica con la verdad de las cosas. Esta es la razón por la que no me alejo del raciocinio universal de mi señor Jesús. Si nosotros los hombres comprendiéramos el pensamiento de Jesús y lo pusiéramos por práctica llegaríamos al conocimiento verdadero de las cosas. Puesto que el conoce las causas que dieron origen a todo.

                                                            2007                          José Orlando Melo Naranjo

La creación de las cosas pertenece a Dios. El género de los hombres apartados de Dios, a partir del cual se multiplico la especie humana es Adán. Cuando el hombre se aparto de la gracia de Dios, se formo algo contrario al género de la vida creado por Jesús y su santo espíritu. Aquello contrario a la vida fue la muerte. La muerte no es un género. Porque si fuera un genero encerraría al conjunto de todas las clases de existencia que poseen vida. La muerte encierra a los animales y a las plantas. Pero no puede encerrar a los hombres, ya que estos últimos participan de alma. Una demostración innegable de lo que venimos diciendo se encuentra en la resurrección de Jesucristo. De no ser a si, no encontraríamos en el testimonio de los hechos históricos la división del tiempo. La cual es representada por el antes y después de Jesucristo. ¿A caso la división que se hace de la historia, se hace tomando como punto de partida y de sucesión el nombre de buda? ¿O el nombre de algún líder religioso? Evidentemente ¡No! Este privilegio es uno de los honores que Dios hace a su hijo en medio de los vivientes.  ¿Que hombre de nosotros posee la información de toda su genealogía? Ciertamente ninguno. De Jesucristo podemos decir todo lo contrario, la totalidad de su genealogía se halla en el evangelio de san Mateo.  Los hechos históricos hablan por si mismos. Volviendo a nuestra antigua memoria podemos decir: que el genero que origino la multiplicación de la especie humana, por el deseo de abarcar las esferas del conocimiento. Se acerco por si mismo a los fundamentos de la razón primitiva. Como consecuencia  Adán y Eva  abrieron sus ojos y se hallaron totalmente perplejos con respecto a la concepción del bien y del mal. Este es el conocimiento más legendario, antiguo y primitivo que puede existir. Ya que del mismo se forman los principios morales e inmorales, por esta sencilla razón, la moral es uno de los principios que el hombre puede comprender pero que a su vez le cuesta aplicar a la realidad de las cosas. Puesto que hay gran diferencia en poseer el conocimiento de algo de una manera aparente, a conocerlo casi en su totalidad espiritual. Ya que si conocemos las causas primarias de algo sabremos como aplicarlo al conocimiento que generan los efectos resultantes del movimiento. De modo similar y por fases de un sistema riguroso procede la física. La cual hace asombrosas aplicaciones de la matemática con respecto al tiempo, al espacio y al lugar de cualquier móvil en el universo. El primer hombre y la primera mujer experimentando por si mismos y con ayuda de Dios. Llegaron al conocimiento de una gran diversidad de artes. Las cuales transmitieron a sus hijos, de igual manera por el ADN de sus padres les fue transmitida la concepción del bien y del mal. Evidentemente es necesario conocer el bien y el mal. Pero no es conveniente practicar el mal. Puesto que el mismo por ser opuesto a la vida, lleva en si mismo el principio del defecto, lo cual genera la destrucción de todos aquellos que lo practican. Sabemos que mediante el bien podemos vencer al mal. Esta es la razón por la cual me es infinitamente agradable escuchar los razonamientos de mi maestro Jesucristo. Señores científicos, intelectuales, pensadores, teólogos, matemáticos, biólogos, químicos, físicos, literatos, filósofos, historiadores, astrónomos, sociólogos y políticos. Díganme de la manera mas sabía si el pecado no es irracional. A mi parecer el camino de la santidad el cual es el más difícil de practicar, es el fundamento más genuino de la racionalidad de los seres humanos que participan de alma y de conciencia los cuales lo pueden caminar y practicar. Y no hay nada en el universo por científico que sea que contienda contra esta verdad espiritual y filosófica de mi maestro Jesucristo. Del cual me siento orgulloso, de no ser por el ,no seria poseedor de esta gran elocuencia, sin el, soy semejante a los locos y a los faltos de entendimiento, permítame Jesucristo reinar a su lado, aun cuando no lo merezca.

 

                                                            2007                          José Orlando Melo Naranjo

Caín fue vencido por el mal.  El mal no fue vencido por Caín. Abel no fue vencido por el mal. El mal fue vencido por Abel. Las artes y los conocimientos fueron perfeccionados por Caín. La virtud y la sabiduría fue perfeccionada en Abel. Las tinieblas influenciaron a Caín. Caín no influencio a las tinieblas. Abel no fue influenciado por las tinieblas, Abel influencio el bien para vencer a las tinieblas. Caín perdió el amor por su propia sangre. Su propia sangre no perdió el amor por Caín. Abel no perdió el amor por su propia sangre. Su propia sangre perdió el amor por Abel. Adán y Eva nunca dejaron de amar a Caín y Abel. Caín y Abel nunca dejaron de amar a sus padres. Solo Caín dejo de amar a Abel. Abel nunca dejo de amar a Caín. Caín fue amado por todos. Caín no dejo de amar a todos, solo dejo de amar a uno solo. Ese solo no dejo de amar a Caín. Caín fue un hombre que cometió errores al igual que Abel. Puesto que todos los hombres cometemos multitud de errores. La deferencia fue que los errores de Caín no tuvieron reparación. Mientras que los errores de Abel  fueron reparados. Caín fue altamente eclipsado por Abel. Abel no fue para nada eclipsado por Caín. Señores científicos, intelectuales, pensadores, teólogos, matemáticos, biólogos, químicos, físicos, literatos, filósofos, historiadores, astrónomos, sociólogos y políticos. ¿A caso, aquellos que tienen hermanos, no son eclipsados por alguno de ellos?  Ejemplo: Mi hermano ha sido uno de los jóvenes a los cuales Dios, ha dotado de un espíritu armónico el cual trabaja para que todo aquello que desea se cumpla. Y a su vez pueda llevar a buen término todo aquello que emprenda.  Este maravilloso regalo me ha eclipsado toda la vida ante la presencia de mi madre y de la sociedad entera. En mi caso acontece todo lo contrario. Y no por ello me enojo por la maravillosa suerte que posee mi pariente, el cual se halla protegido por el favor de Dios. Todos los días de mi vida doy gracias a Dios por la maravillosa creatividad con la que la vida ha adornado a mi hermano. Su economía es asombrosa, mi pobreza lo es aun más. Las puertas le son abiertas mecánicamente, las mías se cierran por la voluntad humana. Puesto que el don que Dios me dio recae sobre la ciencia. Y por otra parte me he edificado en uno de los siglos más mediocres y en una nación donde la corrupción apuesta todas sus fichas a los vicios y a la avaricia, menos a la ciencia y al conocimiento. Gracias al cielo he entregado el gobierno de Colombia en manos de Jesucristo. En todo caso, amo a mi hermano, el cual nos trae profundas alegrías, su nombre es John Jairo Melo Naranjo. Es necesario reconocer las cosas buenas que los hombres pueden aportar a la sociedad, pues solo así podremos valorar el sentido original de vivir en comunidad. Por esta razón a diferencia del padre de las artes es decir de Caín. Prefiero amar a los míos y a la sociedad entera hasta donde mi debilidad humana lo conciente. La naturaleza de la contienda se halla ligada genéticamente a nuestras sangres. Por este motivo  al alma le corresponde escuchar atentamente los raciocinios expresados categóricamente por la divinidad de Jesucristo. Nuestra actual sociedad se desborona más rápido que las que fueron antes de nosotros, puesto que la inmoralidad ha consumido gran parte de nuestros pensamientos. Los cuales arden cada ves que los aviva el fuerte viento de los vicios.  Los hombres que han tratado con todas sus fuerzas de conservar la virtud en sus almas. Han logrado conquistar la más fuerte de las templanzas de todos siglos. Por la sencilla razón que el avance científico nos permite tener al alcance de nuestras manos cualquier deseo de nuestras almas. No hay deseo que se aleje a las esferas de la imposibilidad ya que todos están resumidos a nuestra última palabra. Y no por ello debemos culpar a la ciencia. Sino al hombre que no vive conforme a las leyes de la justicia.

 

 

                                                            2007                          José Orlando Melo Naranjo

Al entendimiento guiado por la razón le parece oscuro el pensamiento de algunos materialistas. Ya que comparar la especie humana, con la especie de los animales es descender categóricamente a los extremos más bajos de la realidad. Esta clase de lenguajes generan colisiones con la realidad de las cosas y equivocadas interpretaciones que se apartan inútilmente de la lógica. La presente exposición que llevare a cabo, parecerá ser la más ingenua de todas las posibles realizadas hasta el día de hoy. Pero si se analizan sus causas con seriedad, los argumentos por si mismos brillaran por el fundamento luminoso que genera la razón. Entremos en materia. “el hombre es animal y celestial. Animal porque el creador lo formo del polvo de la tierra. Y celestial porque el creador soplo el aliento de vida en su nariz. Esta es la razón animal: el cuerpo tiende a imitar las percepciones de los sentidos físicos, como consecuencia nuestros sentidos se agradan ampliamente en la satisfacción de nuestros deseos carnales. Algunos de nuestros deseos cuando son satisfechos provocan efectos nocivos para la salud y la armonía del cuerpo. Otros por el contrario generan efectos saludables. Los cuales brindan un alto desarrollo energético que vitaliza constantemente el cuerpo. Esta es la razón por la cual el poeta dijo: todo me es necesario pero no todo me conviene. Esta es la razón celestial: el alma tiende a imitar las percepciones de los sentidos espirituales, como consecuencia nuestros sentidos se agradan ampliamente en la satisfacción de nuestros deseos espirituales. Algunos de  nuestros deseos cuando son satisfechos provocan efectos nocivos para la claridad y la orientación de nuestra alma. Otros por el contrario generan efectos tales como la virtud y la santidad. Los cuales brindan un alto desarrollo de conciencia que racionaliza constantemente al alma en la búsqueda de la verdad, en cristo Jesús. Esta es la razón por la cual mi rey dijo: si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿como creeréis si os dijere las celestiales?   No me creáis a mi, pues nadie soy, creedle a el”. 

Los entendidos saben, que existen varias especies que participan de la vida generada por Dios. Pero que la especie humana es la más digna de supremacía. La especie se dice de la forma de cada cosa. A si la especie de los animales y de las plantas, poseen la forma establecida por Dios en su diseño creativo. Nuestra especie posee la forma de Dios, ya que nosotros fuimos creados a su imagen y semejanza. esa es la dignidad de nuestro ser. Dignidad que nos permite por encima de las demás formas  tener el privilegio de participar del espíritu de Dios. Motivo por el cual Salomón rey de Israel hijo del salmista y legislador David Dijo: “el polvo vuelve a la tierra, como era,  y el espíritu vuelve a Dios que lo dio. Vanidad de vanidad, todo es vanidad.”  El género de la creación es Dios, nosotros como individuos somos una parte. El genero es Dios, el es el todo. Nosotros somos todo y parte. Pero como no somos todo en nuestra totalidad, vanamente negamos su preciosa existencia, su precioso amor, su amable ternura, su bella sonrisa, su eterna sinceridad. Para mi no hay nada mas agradable que postrarme ante sus rodillas y llorar a sus pies. Cada vez que su sonrisa angelical me enseña lo pecador que soy, el llanto en lo mas privado de mi habitación se adueña de mi ser. Es allí donde siento, lo frágil y débil que soy.  La fortaleza espiritual que livianamente poseo, trato de infundirla a la sociedad entera por que la amo. Y lo único que me interesa es tratar de hacer el bien todos los días de mi vida. Con 22 años que cuento actualmente creo haber alcanzado gran sabiduría, pero se que tan solo cuesta unos cuantos segundos para desperdiciar una gran cantidad de años dedicados a la justicia y a la virtud. Cosa muy contraria acontece cuando queremos llegar a ser sabios, años tras años pasan y difícilmente avanzamos. Pero las cosas difíciles por naturaleza son bellas. Ese es uno de mis tantos motivos para reconocer mi alta mediocridad delante Jesucristo mi rey. Puesto que soy uno de los instrumentos más viles.                                                   2007                          José Orlando Melo Naranjo

El hombre se diferencia de los demás animales por su racionalidad. Esta cualidad es la que me permite expresar que es mucho más fácil concebir la formación del universo como un gran accidente. Que llegar a concebir al hombre como parte de ese gran accidente, puesto que la cualidad de racionalidad en el hombre como ser animal lo hace un ser espiritual. Señores científicos, intelectuales, pensadores, teólogos, matemáticos, biólogos, químicos, físicos, literatos, filósofos, historiadores, astrónomos, sociólogos y políticos. ¿Porque de todos los animales existentes, el hombre es el único racional? ¿Porque los otros animales no son racionales?  ¿Que es la racionalidad? ¿Como puede un accidente formar la conciencia en el hombre?  ¿La racionalidad y la conciencia que posee el hombre, es un accidente? ¿En que momento de la historia el hombre se hizo poseedor de la conciencia? ¿La conciencia seria más eficiente en otros animales diferentes al hombre? ¿Que elementos químicos de la naturaleza intervienen en la formación del pensamiento del hombre? Me agradaría escuchar las explicaciones que tanto necesito para volverme un pensador materialista. Las cuales se pueden desarrollar si ustedes contestan a mis preguntas. Cuando lo hagan, necesito que las mismas posean un soporte netamente lógico.  Aquello que nos diferencia del resto de los animales, es la esencia de nuestro pensamiento y la grandeza de nuestros sentimientos. Gracias a esta última cualidad, nos podemos denominar seres humanos. Una de las virtudes mas grandes que posee el pensamiento, es la de estar íntimamente ligado con la espiritualidad innata de los sentimientos. Esta es una las  razones categóricas  que nos alumbran el camino de la verdad. El cual nos lleva directamente a la concepción científica del alma. La cual se halla ligada fuertemente al creador de todas las cosas. Por este motivo consideramos el alma como una realidad científica y necesaria. A mi parecer uno de los fenómenos mas bellos que posee el hombre es el de servirse de la razón, cosa que no pueden hacer los demás animales. Como consecuencia se hallan sometidos a nuestros mandatos. Nosotros somos superiores a los animales por diferencias específicas. Y no accidentales como afirman un gran número de hombres. Los animales participan como generadores de vida por mandato de Dios, y nosotros como generadores de pensamiento y de moral por el mandato y  el sentimiento del Dios padre. El sentimiento al que me refiero, es aquel que nos expresa el señor cuando dice que desea que todos los hombres sean salvos en cristo Jesús. El hombre es un sinónimo de Dios, si Dios participa de espíritu el hombre también. Si Dios posee una moral eterna el hombre genéticamente debe ser un agente moral. Lo que nos permite observar que queramos o no, somos imagen y semejanza de Dios. Cual sea nuestra explicación racional de mundo, o nuestra reconstrucción del universo. Debemos afirmar que  Dios existe. Y que la realidad de la vida y de los pensamientos de justicia y virtud a si no lo demuestran. Si la existencia de Dios no fuera cierta, hace tiempo hubiera sucumbido ante la presencia misma de nuestros descubrimientos. Pero podemos observar que la existencia de Dios es una de las concepciones más antiguas y más rigurosas que pueden existir. Motivo por el cual, un gran número de pensadores en el transcurso de la historia han tratado a fondo esta clase de cuestiones. Para poder demostrar lo que venimos diciendo basta estudiar a nuestros modernos pensadores, los cuales aferrados a la mano de Dios siguen dando la honra, la gloria y el poder al cordero de Dios.  No se mal interpreten mis palabras, pues no me refiero a todos los teólogos. Ya que algunos de ellos a causa de la mediocridad se han afiliado a las concepciones materialistas y lo más indigno es que no han sabido diferenciar como hacemos los científicos de Dios. Lo cual los ha llevado a vociferar que Dios no existe alegando que Nuestro señor es una convención humana. Si mi Dios es una convención, yo soy un ángel. Tanto lo primero como lo segundo es totalmente ridículo.          2007                          José Orlando Melo Naranjo

Cuando atribuimos la espiritualidad al hombre debemos atribuirla por el consentimiento de la existencia de Dios. Sin Dios, es totalmente ilógico concebir  cualquier clase de espiritualidad en los individuos. Parece contradictoria esta afirmación, pero es conveniente observar el peso de la misma, solo a si se puede diferenciar si es correcta o incorrecta. Algunos críticos, dicen que los filósofos acostumbran colocar el nombre de Dios en sus exposiciones filosóficas, con el fin de que los estudiosos encuentren mayor dificultad al refutarlas. Cosa que me parece cierta en algunos aspectos  pero muy falsa en la mayoría de los casos. La mayor parte de los filósofos por cultivar una ciencia tan divina como es el caso de la filosofía tienden a contemplar la verdad que manifiesta la existencia de Dios. De la cual doy testimonio. Este ensayo es redactado por un gran filósofo, al cual no le interesa la aprobación de todos los pensadores, simplemente le interesa el alma de los mismos. Aprueben este tratado o no lo aprueben, estará abierto a quien desee leerlo y comprender que solo las maravillas de Dios hacen al hombre sabio. Una mañana me encontraba leyendo las sagradas escrituras, cuando de repente se me acerco una mujer y me dijo ¿porque lees la Biblia, a caso perteneces a un grupo religioso? A lo que conteste: leo la Biblia porque deseo alcanzar sabiduría, y leo libros porque deseo llegar a un buen nivel de conocimiento. Lo cual la confundió un poco y me dijo quizás tengas razón. Observen que conteste a su primera pregunta, aquella de porque leía la Biblia, pero no conteste a la segunda en la cual me indagaba si pertenecía a algún grupo religioso. Ya que no lo considere conveniente, puesto que no pertenezco a ningún grupo religioso. Cuando se dice que el hombre es un animal formado evolutivamente por la naturaleza y no por Dios. Automáticamente se anulan las esferas espirituales del ser creado por Dios. Razón por la cual los materialistas hablan de las impresiones que forman los procesos mecánicos en las actitudes de los hombres. De las cuales se hacen interpretaciones erróneas que llevan a concebir alguna especie de alma en el individuo, el cual no es afectado por ninguna fuerza espiritual y si por una maquinaria muy compleja denominada cerebro.  A mi parecer se acercan bastante a la realidad de los hechos, pero fallan en el análisis de algunas causas categóricas que se hallan en la naturaleza de las cosas y de los seres formados por Dios. Los sentimientos revelados por el espíritu santo son mucho más complejos, puesto que forman la interpretación de los pensamientos de Dios. Los cuales son revelados a los hombres mediante Jesucristo. La doctrina de Jesucristo nos enseña el camino de la verdad. El cual nos manifiesta espiritualmente y científicamente la realidad evidente y lógica que posee la existencia del alma. Como consecuencia los hombres de Dios buscan continuamente la espiritualidad y la eternidad. Algunos hombres vagan inútilmente tratando de buscar por todos los medios posibles alguna clase de espiritualidad, que les permita saciar la necesidad de Dios. Motivo por el cual se ven enredados en toda clase de sectas que carecen de raciocinio y de conocimiento del Dios vivo.  Hace poco un hombre escuchando un documental con relación a las profecías de los mayas, me pregunto ¿tú crees que el mundo va a llegar a su fin en el mes de diciembre del año 2012, tal como lo predijeron los mayas?  A lo cual le respondí:  ! NO ¡recuerda las palabras del maestro cuando dijo: pero el día del fin y la hora nadie sabe, ni aun los Ángeles de los cielos, sino solo mi padre. Amigo mejor piensa, que los mayas embriagados en sus inútiles y bárbaros sacrificios, no sabían distinguir con claridad el bien del mal. Motivo por el cual actuaban con mediocridad e ignorancia. Y si nos han de refutar que esta clase de bárbaros hicieron grandes descubrimientos por lo cual merecen alguna especie de merito. Diremos que los griegos de la antigüedad, fueron mucho más sabios. Y que uno mayor a los griegos habrá de juzgarlos.                              2007                          José Orlando Melo Naranjo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Solicitar revisión manual:
Si considera que este artículo se encuentra incompleto, erroneo o con faltas, puede solicitar una revisión manual del mismo enviando un mensaje a wikicristiano@guaranamedia.com indicando artículo y cuáles son sus observaciones. Así mismo sientase libre de dejar un comentario más abajo a fin de recibir la ayuda de otros usuarios.





Permalink: http://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico-cristiano-online-y-gratis-en-español/266/vida-eterna/




Noticias Cristianas
"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para q...

"Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. No ju...

También puede interesarte:

No se han encontrado artículos relacionados.


Arriba - Editar este artículo - Publicar un nuevo artículo
Aleatorios
Moldura
Quitlis
Elimelec
Enano
Ab
Abisag
Ibnías
Urbano
Ascaloneos-as
Betania
Cananista
Kelaía
Mical
Pulga
Menos Populares
Carismas
Adoracion
Incesto

Zorobabel
Zetam
Zía
Zifrón
Beraías
Bet-lebaot
Cartán
Cormorán
Cusaías
Dalaías
Últimos modificados
Ignominia
Gavillas
Zorobabel
Qumran
Torrente Mocmur
Fusta
Kayros
Tesoreria
Solaz
Carismaticos
Escarnecedor
Topacio
Misericordia
Derramar
Noticias Cristianas
"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para q...

"Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. No ju...